Jornada 1

Simeone: «Cristiano es un animal del gol, tiene registros tremendos»

Diego Pablo Simeone gesticula ante los medios/EFE
Diego Pablo Simeone gesticula ante los medios / EFE

El técnico argentino recordó que «es difícil preparar algo para un futbolista como él» y pidió un tiempo de adaptación para los nuevos fichajes

Rodrigo Errasti Mendiguren
RODRIGO ERRASTI MENDIGURENMadrid

Diego Pablo Simeone escuchó con mucha atención a José María Giménez, sentado a su derecha y que atendió a los medios de comunicación unos minutos antes. Le gustaron las explicaciones del uruguayo, del que destacó su crecimiento en estos años. «Queremos crecer, que nuestros jugadores entiendan lo que es, pero las palabras son sólo palabras. Es tiempo, Giménez no es ahora el mismo que cuando tenía 18 años», insistió.

El argentino, que intercaló el italiano con el español para ofrecer sus valoraciones, no ve por el momento gran cambio entre esta Juventus de Maurizio Sarri y la de Massimiliano Allegri. «Siempre la Juventus esté quien esté como entrenador más allá de las características del técnico es un equipo fuerte y muy competitivo con jugadores con grandísimo potencial. Sólo hay que ver la gente que ha dejado fuera de la Champions (entre ellos Mario Mandzukic o Emre Can), eso habla del nivel del equipo y del potencial de su plantilla. Sarri lleva solo dos meses y Allegri estuvo años. Es normal que haya un proceso de adaptación para poder llegar a esa identificación», recordó.

Lo mismo cree que le está pasando a algunos de los nuevos fichajes atléticos. «Los detalles los hablamos con los jugadores, pero hay cosas que mejorar y situaciones de juego que hay que tratar mejor. El ritmo fue bueno, la intensidad del partido no fue mala, pero hay mejorar situaciones del juego que hemos hablado estos días. Entiendo que los futbolistas cuando vienen algunos se adaptan rápidamente y juegan antes y otros necesitan más tiempo. Eso es una cuestión de la manera en la que absorben lo que les transmitimos. Está en la capacidad que tengamos que lo entiendan antes y en la capacidad que ellos tengan que lo entiendan primero. Hablamos de hechos, son los que te generan aprendizaje. Habrá que cometer errores, espero que los menos posibles para poder mostrar todo lo que tiene este equipo».

Simeone, fiel a su costumbre, quiso evitar hablar de supuestos favoritos para levantar la 'orejona' en Estambul. «Siempre miro al día a día. Luego están ustedes, las casas de apuestas... donde aparecen equipos primeros y otros después. El fútbol es fútbol, hay equipos que llegan mejor preparados pero todo puede cambiar. Ya vimos al Ajax el año pasado, en el 2014 nadie nos esperaba a nosotros y la Champions hay jugadores de mucho nivel y cualquier rival te pone en problemas».

No podían faltar las preguntas sobre Cristiano Ronaldo. No solo por sus polémicos gestos tras el hat-trick de la campaña pasada en Turín sino porque ha anotado 25 goles al Atlético en 33 encuentros. Muchos de ellos con Simeone en el banquillo colchonero. «Es difícil preparar algo contra un jugador como él. Es un animal del gol con registros tremendos. Cualquier cosa que pueda suceder cerca del área es peligro. Tiene juego aéreo, remate de largo y nos ha tocado ganar y perder contra él, pero evidentemente es un animal del gol», recordó antes de negar que se arrepienta de su gesto en el partido de la temporada pasada. «Está todo resuelto. Cuando Cristiano hizo el mismo gesto imagino que sintió lo mismo que yo».

Giménez: «Joao no tiene la presión con 19 años, sino el futuro en sus manos»

José María Giménez, uno de los dos goleadores en el 2-0 del último duelo en el Metropolitano ante la Juventus, compareció junto a Diego Pablo Simeone, que le despidió con un significativo gesto de alegría y satisfacción después de que el uruguayo hablase en tono de capitán: asumiendo responsabilidad, evitando polémicas y defendiendo a los nuevos en el equipo. Sabe que tras la salida de su amigo Diego Godín tiene que dar un paso al frente y asumir más responsabilidad en defensa. «Tengo muchas ganas e ilusión. Que se haya ido abre la posibilidad de que sea capitán, tengo que aprovecharlo y disfrutar cada momento sabiendo de la responsabilidad que hay», recordó.

El uruguayo quiso negar que el duelo sea una revancha por lo sucedido en los octavos de final de la edición pasada, de la que quiso destacar que no vivieron con «una presión extra porque la final fuese aquí en nuestro estadio» el pasado 1 de junio. «Nos motiva cualquier partido. Sabemos la importancia del primer partido de la fase de grupos, empezar con buen pie sería buenísimo. No creo que sea una revancha. Es un partido nuevo y otros jugadores. La ilusión de competir es muy grande. Queremos jugar cada partido como siempre y queremos aprovechar una nueva oportunidad».

Por eso Giménez pasó por encima de los gestos de Cristiano Ronaldo, tras el 2-0 de la ida y sobre todo después de sus goles en Turín. «No nos preocupa el rival sea quien sea, la motivación pasa por nosotros. Los gestos del pasado son del pasado y no nos interesan. Queremos competir con la misma gana de cualquier partido y competencia», afirmó antes de reconocer que el portugués es la principal amenaza. «Es un gran delantero y lo sigue demostrando, pero para que le llegue la pelota tiene que pasar antes por otros. Cuantas menos le lleguen, mejor para nosotros. Lo importante será hacer un gran trabajo como equipo», avisó.

Además el uruguayo explicó el proceso de adaptación de Joao Félix y lo comparó con el suyo, dado que también apareció en la Liga con 18 años. «Cuando llegué tenía su misma edad, pero, sinceramente, venía de un fútbol muy inferior al europeo. Él viene tras una gran temporada y con una gran calidad. Se le ve con ganas y que quiere crecer. Tiene 19 años, pero tiene el futuro en sus manos. La presión no pasa por él, sólo es un chico de 19 añitos y aquí siempre tiramos todos del mismo carro, no hay nadie más importante. La presión debe recaer en los que llevamos más tiempo. A él hay que ayudarle y aconsejarle porque calidad la tiene, nos ayudará muchísimo», vaticinó antes de irse de la sala de prensa con la aprobación de su jefe, 'Cholo' Simeone.