El Unicaja y el CAB Estepona ya miran a la fase de ascenso

El Unicaja y el CAB Estepona ya miran a la fase de ascenso

Ambos concluyeron líderes y se medirán a los octavos del grupo contrario en una fase que comenzará este fin de semana

MARINA RIVAS

Desde hace dos jornadas el CAB Estepona y el Unicaja ya se ganaron el pase a la fase de ascenso de Primera Nacional a Liga Femenina 2. Ahora, tras la última jornada de competición regular, el pase ya es una realidad y toca cambiar el chip y mentalizarse para el siguiente objetivo: los octavos de final de esta tercera categoría nacional. El que ambos conjuntos malagueños hayan cerrado su temporada regular como líderes de grupo les da ventaja en esta primera fase dado que tendrán que enfrentarse a rivales inferiores.

El conjunto de Estepona, que sólo ha perdido en una ocasión esta temporada, comenzará los octavos de final este domingo 24 fuera de casa ante el Roquetas de Mar, a las 12.00 horas. El conjunto almeriense fue octavo del grupo B con un balance de 8 victorias y 14 derrotas. Será toda una prueba de fuego para un equipo que no está pasando por su mejor momento de la temporada tras la marcha de la entrenadora Tania García y de los dos refuerzos americanos que se incorporaron al inicio del año.

Mientras, en este grupo B, el Unicaja que dirige Lorena Aranda ha firmado este año su mejor temporada tras debutar el pasado curso en Primera Nacional con el recién creado equipo senior. El cuadro cajista se ha convertido en el único invicto de la competición con 22 victorias y un promedio de puntos estratosférico de en torno a 100 puntos por partido. Su rival en octavos de final será el Ciudad de Dos Hermanas, contra el que se medirá este sábado 23, también fuera de casa, a las 18.00 horas. Este equipo sevillano fue octavo del grupo A con un balance de 5 victorias y 13 derrotas. Cabe recordar que esta fase de ascenso seguir a las mismas pautas del pasado año: fase de octavos, fase de cuartos al mejor de tres partidos y 'final four'; esta última a mediados de mayo.

El tercer equipo malagueño que militaba este año en Primera Nacional, el EBG que dirige Francis Molina, ha quedado fuera de esta lucha por el ascenso e incluso todavía se debate su permanencia. Y es que el conjunto malagueño que volvió a perder este fin de semana ante el Jaén (71-55), tendrá que esperar a que el equipo de La Salle Melilla dispute su última jornada (aplazada) para comprobar su suerte. Sin embargo la dirección del club asegura que de darse su descenso de la categoría volverían a inscribir al equipo sénior el próximo año y podrían volver a competir.