El suelo para el auditorio de Málaga en San Andrés se liberará tras la reforma de pescadería

Carpas para almacenamiento de graneles en el muelle de San Andrés, donde irá el auditorio./Ñito Salas
Carpas para almacenamiento de graneles en el muelle de San Andrés, donde irá el auditorio. / Ñito Salas

Puerto y Ayuntamiento acuerdan trabajar conjuntamente para agilizar los trabajos del nuevo muelle, con un plazo de tres años y 20 millones de presupuesto

Ignacio Lillo
IGNACIO LILLOMálaga

La construcción del auditorio de la capital, previsto en la explanada de San Andrés del Puerto, ya cuenta con una hoja de ruta definida. El suelo necesario, que actualmente está ocupado por carpas para el almacenamiento de graneles sólidos (sobre todo cereales) se liberará tras la reforma de la zona de pescadería, que está actualmente en desuso. El presidente de la Autoridad Portuaria, Carlos Rubio; y el alcalde en funciones de Málaga, Francisco de la Torre, mantuvieron ayer una reunión en la que acordaron trabajar conjuntamente para agilizar los trabajos.

Los líderes de ambas instituciones coincidieron en la necesidad de este equipamiento cultural, y para que sea una realidad será necesaria la colaboración de los técnicos municipales y portuarios, según explicó Rubio. La pieza clave para que se puedan ceder los terrenos junto a Huelin es que la Autoridad Portuaria ya ha incluido la reforma de pescadería en su plan de empresa para 2020. Ello quiere decir que el año que viene se redactarán los proyectos y se llevarán a cabo los estudios técnicos necesarios y todo lo relacionado con el impacto ambiental.

El objetivo es crear un gran centro logístico en el nuevo muelle 8, con 300 metros de extensión para carga rodada, graneles agroalimentarios y transporte de vehículos, que son tres de los principales mercados en estas instalaciones. A ello, se añadirá un relleno con una superficie de casi 100.000 metros cuadrados, con un doble uso: zona de operaciones para grúas, tolvas y máquinas; y otro espacio, posterior y más alejado del cantil, donde irá la alineación de silos y carpas para almacenamiento. De esta forma, en el corto plazo se podrá reforzar la oferta de servicios para mercancías. El presupuesto de la operación es de unos 20 millones de euros, y el plazo de desarrollo será de tres años. En función del ritmo al que se desarrollen los nuevos suelos es posible que el auditorio pueda comenzar a ejecutarse antes de que culmine ese plazo.

El presidente portuario y el alcalde en funciones también se comprometieron a coordinar otros proyectos dentro del ámbito de la operación Puerto-Ciudad, entre los que destaca la construcción de oficinas y un gran aparcamiento subterráneo en Muelle de Heredia. Al respecto, Rubio comentó que todavía es necesario despejar el camino para la nueva sede de Aduanas, por lo que se prevé que el concurso para la concesión se podrá convocar a principios del año que viene.