'La librería' le roba el triunfo a 'Handia'

Adelfa Calvo, con el Goya a la mejor actriz de reparto por 'El Autor'/Susana Vera. Reuters
Adelfa Calvo, con el Goya a la mejor actriz de reparto por 'El Autor' / Susana Vera. Reuters

Adelfa Calvo se trae el Goya para Málaga en la gala en la que Isabel Coixet impone su mejor película a los diez premios de su rival

Francisco Griñán
FRANCISCO GRIÑÁNMálaga

En las apuestas figuraba en primer lugar ‘Verano 1993’, pero cualquiera podía ganar. Y así fue. De hecho, anoche hubo dos grandes triunfadoras, ‘Handia’, que se llevó diez premios Goya, y ‘La librería’, que solo subió tres veces al escenario pero para recoger galardones de los que pesan: mejor película y directora y guión adaptado para Isabel Coixet. La cineasta creía que se iba a ir de vacío, pero se vino arriba al final los premios principales de la noche, mientras que la triunfadora durante toda la gala, la cinta de Aitor Arregi y Jon Garaño sobre un gigante vasco del siglo XIX no remató su triunfo pese a que se impuso en diez de sus trece nominaciones. A la fiesta se unió la malagueña Adelfa Calvo que vio recompensada su trayectoria y su soberbio papel en ‘El autor’.

La gala comenzó con un pleno de ‘Handia’, la historia de un gigante vasco en el siglo XIX. Los tres primeros premios entregados fueron al actor revelación (Eneko Sagardoy), diseño de vestuario y montaje, lo que auguraba una noche triunfante añadió sobre todo premios técnicos como dirección de producción, dirección artística, efectos especiales, música original, fotografía y maquillaje. Una excelente cosecha al que solo unió uno de los premios ‘grandes’: guión original.

La ganadora del Festival de Málaga Cine en Español, ‘Verano 1993’, también comenzó pronto su noche con el Goya a la mejor dirección novel para Carla Simón que pidió más mujeres en el cine y no se olvidó de «mis niñas», las pequeñas Paula Robles y Laia Artigas, que con su naturalidad y espontaneidad arrebatan con esta historia sobre una joven que pierde a sus padres a causa del sida. Esa ficción fue la realidad que vivió la propia directora catalana cuando era una niña. Una herida personal que convirtió en su debut en la dirección que anoche quiso dedicar a sus «padres biológicos, a todos lo que murieron por el sida y a los que hoy viven con VIH». ‘Verano 1993’ también logró tres premios al sumar los de actriz revelación para Bruna Cusí y actor de reparto para David Verdaguer.

Noticias relacionadas

La cinta andaluza ‘El autor’ se llevó los dos premios cantados, Javier Gutiérrez como mejor protagonista, y la malagueña Adelfa Calvo, que veía recompensada su amplia trayectoria con el Goya a la mejor actriz de reparto por su papel de la portera Doña Lola. Ni los tropiezos de su elegante vestido negro con los nervios para subir al escenario pudieron parar a la emocionada actriz, que se trajo «el Goya para Málaga». Aunque antes de irse aprovechó para agradecer a sus compañeros de película la energía necesaria para afrontar su personaje con «valentía» y reivindicar que «las mujeres en el cine tenemos muchas historias que contar».

Isabel Coixet. Marisa Paredes, Goya de Honor.Carla Simón, dirección novel / Afp/ Reuters

Ella fue la única de nuestros actores que subió al escenario, ya que en la misma categoría que Adelfa Calvo competía Belén Cuesta (‘La llamada’), mientras que Antonio de la Torre volvió a ver dividida sus posibilidades entre el protagonista de ‘Abracadabra’ y el de reparto de ‘El autor’. El recordado Chiquito de la Calzada tuvo además su momento en el vídeo que recordó a los fallecidos el último año, que cerro el especialista en efectos especiales Reyes Abades.

Gala aburrida

Los herederos de Dani Rovira después de tres ediciones consecutivas al frente de la gala fueron los presentadores Joaquín Reyes y Ernesto Sevilla, los chicos de Muchachada Nui, que estuvieron a ratos divertidos, sobrios y algo ácidos, como de costumbre. Pero no consiguieron hacer olvidar otras galas ya que acabaron naufragando en el mismo error de siempre: un ritmo inadecuado que dejó cierta sensación de aburrimiento. Entre sus mejores chistes, el relacionado con el patinazo de antes de la gala cuando les reprendieron por decir que se apuntaban al «carro» de las mujeres. Les afearon que el feminismo no es una moda y ellos asumieron el tirón de orejas con ironía. «Queremos reivindicar el papel de la mujer y por eso la gala la presento yo... y mi mujer que es Joaquín», comentó con su cara de guasa manchega Ernesto Sevilla.

El inolvidable papel de Nathalie Poza en ‘No sé decir adiós’ se adjudicó un aplaudido premio a la actriz protagonista. Por su parte, la comedia musical de Los Javis, ‘La llamada’, se llevó el de canción original para Leiva, mientras que el Goya al mejor documental fue para Gustavo Salmerón por su cinta ‘casera’ ‘Muchos hijos, un mono y un castillo’. El Goya de animación se lo llevó la taquillera ‘Tadeo Jones 2: El secreto del Rey Midas’.

Emocionada y exultante se pudo ver a Marisa Paredes, que puso en pie a todo el auditorio. La actriz, que fue presidenta de la Academia, besó el Goya y le dijo: «Por fin te tengo». Y es que la reconocida actriz nunca se llevó el galardón en las más de treinta ediciones del premio. Precisamente de su etapa como máxima representante de la Academia recordó su discurso en la polémica edición del ‘No a la guerra’, «que hoy volvería a repetir». Y en la noche de las mujeres, también tuvo su momento de diosa al reconocer que había «tenido la fortuna de que muchos directores confiaran en mí, como ellos han tenido la suerte de que yo confiara en ellos».

Los abanicos rojos que reivindicaban el mayor papel de la mujer en el cine español se enarbolaron en el patio de butacas con el discurso de los vicepresidentes de la Academia, Mariano Barroso y Nora Navas, que aseguraron que la institución que dirigen será un «ejemplo de igualdad» para contribuir en la derrota del «monstruo de la violencia de género». Ambos sustituyeron a la presidenta, Ivonne Blake, convaleciente tras sufrir un ictus, que se llevó un cariñoso aplauso de los presentes. En su nombre también se pusieron reivindicativos para recordar que el cine ingresa en taquilla mucho más de lo que recibe en subvenciones y recordaron que «sigue presente el IVA al 21%, pese a los anuncios oficiales».

 

Fotos

Vídeos