Pablo Alonso Herráiz une África y América a través de la danza

El artista y profesor malagueño Pablo Alonso Herráiz./ SUR
El artista y profesor malagueño Pablo Alonso Herráiz. / SUR

El artista y profesor malagueño presenta en Brasil un proyecto de vídeo experimental inspirado en Kenia

Antonio Javier López
ANTONIO JAVIER LÓPEZ

Tenía 25 años y ni idea del origen de su nombre. Apenas le sonaba que era también la denominación de un país africano. Entonces, el profesor que dirigía el 'casting' para encontrar una bailarina le contó que su nombre venía de uno de los picos más altos de África, que en suajili quiere decir 'montaña luminosa'. Y así, Kenia Ivvete Unzueta Esparza, una joven de Ciudad Juárez (México), se convirtió en protagonista del nuevo proyecto del artista y profesor malagueño Pablo Alonso Herráiz.

'Kenia' es también el título del vídeo de danza experimental que Herráiz presentará el próximo 2 de julio en el décimo quinto Seminario Internacional Concepciones Contemporáneas en Danza PRODAEX (Programa de Danza Experimental) en la Universidad de Minas Gerais de Belo Horizonte (Brasil). «Partiendo de los conceptos como 'viaje' y 'encuentro', la obra 'Kenia' transita entre la cartografía física y la cartografía del cuerpo, con una mirada que busca mostrar el concepto de cuerpo como lugar y como paisaje», avanza Herráiz sobre su nueva propuesta.

Herráiz mezcla así «los rituales contemporáneos y el cuerpo crítico ancestral» en un vídeo planeado «como proceso de transformación» tanto plástico como personal, ya que el vídeo requirió un trabajo de investigación previo por parte no sólo del artista y profesor malagueño, sino también de la protagonista de la pieza, sobre el origen de su nombre y las danzas ancestrales africanas.

«La estética del movimiento oscila entre la 'new wave', el punk (como género musical) y el minimalismo funk», añade Herráiz sobre una pieza que suma en su banda sonora la «percusión africana con elementos funk y groove, el hip hop y el house con recursos de la danza contemporánea». De este modo, para Herráiz, 'Kenia' se plantea como «parte de un ritual de iniciación» y también como una suerte de punto de inflexión después de una década de investigaciones en torno al vídeo y la danza.

No en vano, el artista y profesor malagueño, instalado desde hace una década en México y docente en las universidades de Ciudad Juárez y Guadalajara, ha promovido en este tiempo una compañía de danza experimental, Dance Thinking Company, con la que desarrolla algunas de sus iniciativas.

La danza como vínculo

«La filosofía de este proyecto es generar acciones de danza experimental de pequeño formato, que tratan de vincular a gente que no pertenece al mundo de la danza y que fusiona las artes visuales con las escénicas», ofrece el malagueño. «En el caso de 'Kenia' pedí a la bailarina que investigase sobre los orígenes de su nombre para integrar movimientos que tuvieran que ver con aquel país, con las danzas que se desarrollan en Kenia y en paralelo hice un trabajo de investigación sobre las danzas africanas», ofrece el malagueño.

Junto con la presentación de 'Kenia', Pablo Alonso Herráiz también participará con una conferencia en el programa del seminario internacional organizado por la Universidad de Minas Gerais. «Desde hace una década trabajo en disciplinas que se podrían considerar en la periferia de mi labor artística, que siempre ha estado más vinculada a las artes visuales y, en los últimos años, también a la música», acota el creador y profesor malagueño sobre el nuevo giro de tuerca en su ecléctica trayectoria.