Zahara: «Como madre puedes conciliar si tienes dinero, así de claro»

Zahara: «Como madre puedes conciliar si tienes dinero, así de claro»

La artista andaluza vuelve a la carretera con 'Astronauta' y visitará La Sala Trinchera el próximo 2 de febrero con un disco «autobiográfico, de catarsis y de recuerdo»

Ángel de los Ríos
ÁNGEL DE LOS RÍOSMálaga

Zahara es una de las reinas indiscutibles y más personales del indie patrio. Tras una maternidad y una novela ('Trabajo, piso, pareja'), ha vuelto a los escenarios con nuevo disco bajo el brazo: 'Astronauta'. Visitó Málaga el pasado 20 de noviembre en una cita muy íntima y particular, 'La Noche en el Museo' de Fnac Málaga en el Auditorio del Picasso. Casí sin voz, por una afonía, cantó poquito y habló bajito. Sus fans necesitaron poco más. Pero volverá a Málaga, a La Sala Trinchera, el 2 de febrero. Promete que «con más voz» y «más temas». Completa esta entrevista entre viajes, a golpe de tecla, porque la voz no le iba a dejar. De su vida, de su obra, del machismo y de Rosalía (era obligado), hablamos con una chica de Úbeda patrimonio musical.

- 'Astronauta' ha venido después de mucho tiempo y muchas experiencias vividas. ¿De dónde nacieron los versos para armar este disco?

- Siempre he dicho que para crear lo primero es vivir y mis canciones tienen mucho de autobiográfico, de catarsis o de recuerdo. Mi viaje a Nueva York, separaciones, decepciones, el nacimiento de mi hijo y los miedos que ello conlleva, los viejitos que bailaban en Jaraba... Todo ello forma parte de este disco.

- Para mí verte bailar ha sido una de las más gratas sorpresas de 'Hoy la bestia cena en casa', aunque los que te hemos visto en directo sabemos que te va la marcha…

Jajaja. ¡Cierto! En los conciertos acabo bailando como una loca, dejándome llevar completamente y disfrutando del momento. De hecho la gente me dice que bailo como cuando estás sola en tu habitación y te pones la música a todo volumen y lo haces con la certeza de que nadie está mirando. Pues yo lo hago así pero con cientos de personas a mi alrededor. Jajaja. Es liberador y divertido, por eso mismo en 'La bestia' era fundamental que hubiera baile, la mejor manera de representar la libertad frente a las políticas inmovilistas.

- Aunque en principio no se planteó como himno feminista, así se va a quedar este primer single. Debe ser difícil cantar a una generación que se mueve entre el trap, el reggeaton y Rosalía.

Pasan dos cosas. Por un lado mi público tenía menos de 20 años cuando me conoció, pero la mayoría de aquellos que me descubrieron en Myspace siguen ahí, han crecido conmigo. Pertenecen a otra generación. Lo segundo es que yo no pienso en mi público a la hora de componer. Quiero decir, pienso mucho en ellos a la hora de crear el disco, cuido los detalles, me importan mucho. Pero el proceso creativo tiene que ser libre. No me planteo qué se escucha ahora o hacia dónde va la música más allá de como usuaria. Como creadora hago mis canciones y tengo la suerte de que al margen del trap quedan personas que le gustan también otras maneras de hacer canciones. Creo, además, que seguirán coexistiendo quienes hacen canciones más orgánicas frente a quienes van descubriendo sonidos que se convierten en canciones.

«Siempre me hablo a mí misma. Las canciones tienen ese punto terapéutico que hacen que siempre sean honestas, lo necesito»

- Que los temas tengan tanta profundidad narrativa e ideológica, también se hace extraño en estos tiempos. Un ejercicio difícil y arriesgado

- La verdad es que me he sentido más libre que nunca haciendo este disco. Muchas veces he intentado esconder aquello de lo quiero hablar, no sé si por miedo a exponerme... quizá por miedo a perder la poesía, fíjate. Pero con estas canciones tenía la necesidad de ser clara, de volcarme entera, de mostrarme sin escondites. Y la verdad es que creo que eso es lo que ha hecho que la gente lo haya abrazado con tanta intensidad. Al final te abres, te posiciones, te muestras y el público hace lo mismo. Se siente entendido y valorado y forma parte de él. Ha sido una sorpresa, sinceramente. Y bueno, escribir La bestia fue muy fácil, pero tuve mis momentos de miedos e inseguridades.

- ¿En qué momento decides que hay que ponerse con 'Astronauta'?

- Justo cuando acaba un disco empieza el siguiente. Es algo natural. De hecho yo ya estoy pensando en lo que vendrá. Cuando se estrenó 'Santa', a las pocas semanas compuse 'El diluvio universal' y unos días más tarde 'Guerra y Paz'. Las canciones van saliendo y observándolas me doy cuenta de que forman parte de un todo y cuáles tienen que estar ahí y cuáles no.

- Lo que más ha sorprendido (y gustado) del primer EP, 'Primera Temporada', han sido las versiones de BSO de 'Narcos' o '13 Reasons Why'. ¿Otro guiño generacional?

- Supongo que formo parte de esa generación aunque sea algo más mayor. Soy una seriéfila, sobre todo ahora que soy madre las series son el formato que mejor se adapta a mi falta de tiempo y energía. Con las series, además, he descubierto grandes canciones. Cuando aparece 'The night we met' en Por 13 razones te das cuenta de que estás ante un momento importante en la serie y en aquellos que la ven. yo quería formar parte de eso también.

- No te voy a calificar Instagramer, porque eres mucho más que eso, pero en esencia lo eres. ¿Quién te dice Zahara empieza a hacer esto?

Crecí en las redes sociales. Cuando publiqué 'La fabulosa historia...' en Myspace fui la artista que más escuchas tuvo en un día. Folotog y luego Facebook fueron mis aliadas para conseguir que la gente me conociera y viniera a mis conciertos. A día de hoy estar en las redes sociales es algo natural, forma parte de mi personalidad, de mi trayectoria. Observo mucho y me las tomo como un trabajo. Qué quiere la gente, qué ve, qué no, qué le gusta, por qué. Investigo y dedico tiempo a intentar entender al otro. Eso me gusta. Al final las redes son una extensión de quién soy, de mi trabajo. Una manera de conectar con los seguidores y para ello hay que ponerse en su lugar y saber qué quieren y qué les interesa.

- ¿La Zahara de ahora le habla a una persona diferente a la de 'La fabulosa historia de…'?

Siempre me hablo a mí misma. Es lo que te comentaba antes. Las canciones tienen ese punto terapéutico que hacen que siempre sean honestas, porque son lo que necesito. Parten de mí y van hacia mí. Que luego tengan repercusión es algo que yo no puedo controlar, que me halaga, que necesito, obviamente, pero que viene a posteriori.

- ¿Hubieras sido otra de quedarte en Úbeda?

- Jajajaja. No lo sé. Me dedicaría a otra cosa, seguramente sería maestra de música, pero estoy segura de que le dedicaría la misma atención y cuidado que le pongo a esto. Creo que eso es algo que está en mí. Intentar dar lo mejor de mí misma, superarme, avanzar, crear nuevos retos. Si hubiese sido maestra de música habría querido ser la más divertida, creativa y loca, seguramente. Acabaríamos las clases bailando con Trepat. No me cabe ninguna duda.

- ¿Qué crees que significa Zahara para sus seguidores? (O qué quieres significar)

(Se lo piensa). En las firmas la verdad es que alucino con las cosas bonitas que me dicen. Es algo que nunca he esperado y que siempre me sorprende. Una quiere gustar, por supuesto, es necesario para poder vivir de esto, pero cuando veo hasta qué punto mis canciones son importantes para la gente me emociona muchísimo. Estos días de presentación y firma por diez ciudades han sido reveladores en cuanto a lo que dices. La gente se acercaba temblorosa, emocionada por poder pasar unos minutos conmigo, me contaban sus historias, cómo mis canciones hablaban de ellos, les habían acompañado en momentos decisivos, cómo les hacían compañía y la verdad es que muchas veces poco podía hacer salvo sonreír honestamente y disfrutar lo bonito del momento. Es una suerte dedicarte a esto. Mostrar lo que tienes dentro y que tanta gente se sienta identificada y parte de lo mío y sobre todo que lo hagan de ellos.

- Escribes, cantas, presentas, ¿Qué dice tu 'bichín' (tu bebé) de todo esto? No nos cabe duda de que si se quiere, se puede conciliar...

Si se tiene dinero, para ser más clara. Es una pena, pero gracias a que ahorramos mucho para poder tener ayuda en casa he podido desarrollar este disco y mi carrera. Si no, habría sido imposible. Completamente imposible. Mi marido se encarga del niño cuando me voy fuera y mis padres y mi suegra se quedan con él muchas veces, pero es en el día a día donde se necesita ayuda. Mucha ayuda. Trabajo en casa y eso me ha permitido estar cerca de él casi todos los días. Pero un bebé necesita atención siempre que está despierto y contestar mails, pensar en el diseño del disco, grabar videoclips, planificar una campaña de marketing o contestar esta entrevista no se puede hacer con un niño encima. El rato que estoy con él soy solo de él. Y cuando está bien atendido, jugando con Vero, o con mis padres, estoy relajada y me puedo centrar en hacer otras cosas.

«Rosalía me encanta. Ya me gustaba con su anterior disco y con este creo que ha hecho algo mágico, diferente, cuidado, especial y único»

- Después de la música y la literatura, ¿lo próximo: 'Zahara, la película'? ¿O la serie?

Jajaja. Como actriz lo dudo, porque no se me da demasiado bien, aunque me divierte muchísimo y me llama la atención, claro. Pero tendría que cogerme un muy buen director o directora y hacer un milagro conmigo. Pero estaría dispuesta a intentarlo. Los retos me encantan. Creo que por ahora voy a seguir con esto de hacer canciones, de intentar escribir otra novela o libro si consigo sacar tiempo y quizá colaborar en algún programa más de televisión.

- Como persona, ¿qué te ha supuesto el nuevo disco? ¿Echabas de menos la carretera?

Fíjate, la carretera es lo que menos echo de menos de todo el proceso. Me gusta tocar, me encanta montar las canciones con la banda, planificar la puesta en escena, pero precisamente montarme en la furgo, estar fuera de casa, dormir en un hotel es algo que tengo que hacer porque no me queda otra. Es el peaje por estar luego 100 minutos encima del escenario dándolo todo y siendo plenamente feliz.

- En el Museo Picasso de Málaga, la comunión con los fans fue fantástica. Vuelves el 2 de febrero a La Sala Trinchera, supongo que con más voz e intensidad

- Ay, sí. Fue una pena estar recuperándome de la afonía vírica que me obligó a cancelar las dos primeras presentaciones. Al menos pude cantar un ratito y fue genial, la verdad. Me divertí muchísimo y me encantó contar la historia del Café Verbena por primera vez. Es cierto que noté esa conexión de la que hablas. El público estaba perfecto. Ojalá repitan todos el 2 de febrero. Y sí, por favor, que tenga más voz, jaja. Además habrá muchas más canciones. No solo de Astronauta sino de discos pasados. Estamos preparando algo muy especial y me muero de ganas por compartirlo.

- Málaga no es un sitio cualquiera para ti

Sí. He ido venido muchísimas veces aquí. Tuve un novio que era de Fuengirola y he pasado muchísimas navidades por esa tierra, tomando tapas en la calle Larios y viendo a una de mis mejores amigas de toda la vida, Teresa. Me encanta bajar a Andalucía y cuando puedo, me quedo unos días para ponerme al día.

- ¿En qué nos inspiramos? ¿Puedes leer algo entre tanto viaje?

Intento estar siempre atenta y captar todo lo que puedo de lo que me rodea. Lo que siento, lo que veo, lo que escucho... La vida es esa ventana a la que me asomo para descubrir y describir en mis canciones. Ahora leo poco, porque aprovecho los viajes para dormir y contestar mails o entrevistas, pero estoy enganchadísima a la trilogía de Jeff Vandermeer 'Aniquilación' y trato de leer siempre que puedo antes de dormirme, pero duro poco. Muy poco. Jajaja.

- Supongo que estarás viendo la nueva edición de Operación Triunfo…

- Pues no mucho, la verdad. Me ha pillado con muchos conciertos y mucho más cansancio que el año pasado y aunque estoy al día y veo algunas actuaciones al día siguiente no la sigo como el año pasado. Supongo que eso ha hecho que me enganche menos y sepa menos de sus vidas. Creo que hay mucho talento dentro. Natalia y Alba me gustan mucho, y Famous me ha sorprendido gala a gala, pero no tengo una gran favorita como el año pasado me pasó con Amaia.

- Por lo menos a mi me parece mágico que lances el disco a la vez que los Smashing... No sé tú

Jajaja. Eso ha sido una de esas casualidades preciosas que me ha dado la vida. Y este reencuentro tan especial, aunque falte D'arcy Gretzky. Ojalá pueda verlos el año que viene. Y tocar juntos, ser amigos, hacer canciones... Lo normal, ya sabes.

- No quería hablar de ellos, pero es obligado... ¿Lleva en Spotify a Rosalía o a Niño de Elche?

Pues es que al Niño de Elche no lo había escuchado hasta que el otro día cantó con C. Tangana, pero no sabía nada de él antes. Y Rosalía es que me encanta. Ya me gustaba con su anterior disco y con este creo que ha hecho algo mágico, diferente, cuidado, especial y único. Creo que es importante que existan artistas así en España, con la cabeza tan bien amueblada y con tanto talento.

Temas

Úbeda
 

Fotos

Vídeos