Ravel se toma la revancha en Málaga

Ravel, en el centro, en su visita a Málaga en 1928./SUR
Ravel, en el centro, en su visita a Málaga en 1928. / SUR

La Sociedad Filarmónica reproduce en su 150 aniversario el controvertido concierto del francés

Regina Sotorrío
REGINA SOTORRÍO

Los críticos de la época esperaban a un tipo «místico», «con la melena alborotada» y «descomunales gafas de concha». Pero se encontraron a un hombre con más pinta «de 'gentleman' que de músico», reconocía en su artículo de 'La Unión Mercantil' Ricardo Ansaldo. Maurice Ravel descolocó a la sociedad malagueña aquel noviembre de 1928 con solo su presencia. Imaginen lo que sucedió cuando interpretó sus obras impresionistas en una abarrotada Sala María Cristina, por invitación de la Sociedad Filarmónica. Numerosas personas abandonaron el recital y la crítica posterior fue demoledora:«Es su música verdadera labor de ingeniería moderna (...), es un edificio de la más enrevesada gestación, pero olvidada por completo la belleza del conjunto». El pianista más influyente e importante del momento fracasó en Málaga dos días antes de estrenarse en París su famoso 'Bolero'. Ahora se toma la revancha.

La Sociedad Filarmónica se reconcilia con el compositor reproduciendo punto por punto el controvertido concierto en la temporada de su 150 aniversario, con el respaldo de la Fundación Unicaja. El pianista malagueño Juan Ignacio Fernández hará las veces de Ravel el 22 de noviembre –justo 90 años después– dispuesto a demostrar que la reacción del público fue demasiado «severa» y respondía a los prejuicios de una parte de la élite musical. «Probablemente se levantó alguna persona relevante y el resto le siguió», sostiene. Porque el programa, mantiene, «no parece constituir un desafío genuino a la paciencia de los oyentes». Le acompañarán, como ocurría ese día, una soprano (Elena Garrido) y un violín (Santiago de la Riva).

El recital se suma a una agenda de 18 citas en la Sala María Cristina, con nombres como Joaquín Achúcarro, Boris Berman, Jesús Reina, Rafael Aguirre y Concerto Málaga

En ese ejercicio de tirar de la memoria, la Sociedad rescatará también el 21 de febrero el primer concierto que ofreció en la Sala María Cristina en 1884 –su sede desde ese momento– a cargo del chelista Pau Casals. Trino Zurita al chello y Ángel Sanzo al piano harán los honores.

De la Riva, Fernández y Garrido reproducirán el concierto.
De la Riva, Fernández y Garrido reproducirán el concierto. / SUR

Ambos recitales celebran los 150 años de la institución musical más antigua de la ciudad, una temporada aniversario que contará con 17 conciertos de abono y uno extraordinario de la Orquesta Filarmónica de Málaga dirigida por Salvador Vázquez (22 de marzo). «Reflejará cómo se interpretaba la música entonces, en salas de palacio con una dimensión similar a la María Cristina», apuntó el presidente de la institución, Pablo Lamothe, junto a la responsable de Artes Escénicas y Espacios Culturales de la Fundación Unicaja, Gema Domínguez.

La agenda comienza el 3 de octubre con Málaga Brass Band homenajeando a Leonard Bernstein y termina el 13 de junio con Joaquín Achúcarro, «el pianista español vivo más importante» que regresa a Málaga a sus 87 años. Tocará 'Gaspard de la Nuit', otro guiño a Ravel en Málaga. Entre uno y otro evento, se despliega un calendario con gran presencia local. Desde agrupaciones como Concerto Málaga, recientemente nominado al Grammy Latino (3 de marzo), hasta solistas de prestigio como el violinista Jesús Reina con Anna Nielsen (10 de enero), el guitarrista Rafael Aguirre (4 de abril) y la pianista Paula Coronas (16 de mayo).

Pablo Lamothe y Gema Domínguez.
Pablo Lamothe y Gema Domínguez. / Félix Palacios

Además, Boris Berman, profesor en Yale, tocará a Prokofiev, su especialidad (15 de noviembre); Judith Jauregui volverá a sentarse al piano de la María Cristina (13 de diciembre);se incorporará por primera vez la danza contemporánea a un recital con Mario Prisuelos al piano y Massimiliano Sandford al baile (18 de octubre); y sonará la música barroca con la Capilla Maestro Iribarren, entre otros.

Conferencias y un libro conmemorativo editado por la Fundación Unicaja completan una temporada con la que la Sociedad aspira a recuperar el protagonismo cultural de otros tiempos. De momento, han ganado socios y ya son 180 afiliados. El curso suena bien.

Temas

Málaga

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos