Hernández Silva consagra a Beethoven su última temporada al frente de la Filarmónica de Málaga

Juan Carlos Ramírez, Fernando Francés, Francisco de la Torre y Manuel Hernández-Silva. /Sheila Ramírez
Juan Carlos Ramírez, Fernando Francés, Francisco de la Torre y Manuel Hernández-Silva. / Sheila Ramírez

Los músicos mantienen la convocatoria de huelga para este jueves, último programa de abono, con una nueva reunión de conciliación 'in extremis' el mismo día del paro

Regina Sotorrío
REGINA SOTORRÍO

En el Cervantes sonarán las nueve sinfonías de Beethoven y la integral de sus conciertos para piano, se tocarán dos Stradivarius, la orquesta interpretará cinco obras por primera vez y se subirán al atril siete directores invitados. A muy grandes rasgos así será la última temporada de Manuel Hernández Silva al frente de la Filarmónica de Málaga. El director presentó esta mañana la programación en una rueda de prensa menos festiva de lo que hubiera deseado para su despedida, con la amenaza de la huelga de los músicos para este jueves y viernes sobrevolando la cita. Al mismo tiempo que Ayuntamiento, Junta y gerencia elogiaban las fortalezas de la OFM; el comité de empresa negociaba sin resultado la desconvocatoria del paro en el Sercla. El acto significó, además, el estreno de Noelia Losada como edil de Cultura, acompañando al alcalde de Málaga.

«Es una de las temporadas más completas que he tenido el honor de presentar en esta etapa maravillosa al frente de la OFM», reconocía Hernández Silva. El director titular y artístico dice adiós con un catálogo de conciertos de los que suman abonados (fecha para los nuevos abonos: 23 y 24 de julio), del gusto del público y con detalles que le aportan distinción y singularidad. Él estará al frente de ocho de los quince programas de abono en el Cervantes, para el resto cederá el podio a nombres como Pablo González, director de la Orquesta de RTVE; Perry So, que debutará con la OFM; José Luis Gómez, con una destacada carrera en orquestas americanas y Maximiliano Valdés, director de la Sinfónica de Puerto Rico. Una sola mujer tomará la batuta en concierto de abono: la murciana Virginia Martínez.

El repertorio francés, el romanticismo de Sibelius y cinco obras nunca interpretadas por la orquesta, entre los alicientes de un curso que contará con siete directores invitados

Además del indiscutible protagonismo de Beethoven en el 250 aniversario de su nacimiento (con hasta 18 obras del compositor repartidas en el calendario), el curso 19/20 tendrá otros alicientes. Como el repertorio francés de Ravel y Debussy, el romanticismo de Sibelius y el estreno para la Orquesta de Málaga de piezas como 'Stabat Mater' de Pergolesi y la 'Sinfonía en Mi bemol mayor' de Hindemith y de obras contemporáneas como la 'Sinfonía nº5' de David del Puerto y el 'Concierto para trombón y orquesta' de Salvador Brotons.

Como solistas, intervendrán los violinistas internacionales Svetlin Roussev ('Concierto para violín y orquesta en re mayor' de Beethoven') y Angelo Xiang Yu ('Concierto para violín y orquesta nº1 en sol menor' de Bruch'), cada uno con su Stradivarius; algo «no muy común en una temporada de abono». Además, actuarán los pianistas Yeol Eum Son y Josu de Solaun; el chelo Asier Polo y la arpista Cristina Montes.

No solo de abono vive la OFM. El decimotercer Ciclo de Música de Cámara en el Museo Picasso contará, entre otras citas, con Pedro Halffter al piano y con la participación del Cuarteto Quiroga. La Filarmónica Frente al Mar mantendrá su filosofía de crear nuevos públicos y servir de plataforma a nuevos talentos. «En la Filarmónica frente al mar conocí a Berna Perles hace cinco años y hoy es una de las sopranos más solicitadas», destaca Hernández Silva. En la próxima temporada, dirigirán los malagueños Arturo Díez Boscovich y Salvador Vázquez, cantará la soprano malagueña Alba Chantar y se estrenará la obra 'La Romería de Zamarrilla' de Emilio Lehmberg, encontrada recientemente en un archivo de Sevilla.

Junta y Ayuntamiento mantienen que no hay motivos para el paro de los músicos

Junta y Ayuntamiento, representados por el secretario general de Innovación Cultural y Museos de la Junta de Andalucía, Fernando Francés, y el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, elogiaron la calidad de la programación y felicitaron a su gerente, Juan Carlos Ramírez, por su labor. Una palmadita en la espalda que llega en un momento complicado en el que la OFM se enfrenta a la primera huelga de su historia en el último concierto de abono, este jueves y viernes. «Nos parece injusta la posición de los músicos», aseguró Francés. Detalló que la OFM está en superávit, que tiene el segundo mayor presupuesto de la Junta, que todos los convenios con los empleados «se han cumplido a rajatabla» y que las aportaciones de la Junta están al día, «cosa que no ocurre con algunas de las otras orquestas andaluzas». En este sentido, precisó que la Real Orquesta Sinfónica de Sevilla no ha recibido ninguna inyección extra, sino que ha empezado a recibir el dinero que el anterior Gobierno le dejó a deber, una deuda que ha provocado su quiebra. «Entiendo que no hay motivos para algo que surgió a partir de un conflicto que había en Sevilla», añadió De la Torre, que confió en la mediación del Sercla.

Sin embargo, la reunión de conciliación de hoy terminó sin acuerdo, emplazándose las partes al jueves por la mañana, apenas dos horas antes del ensayo general del concierto de la noche para el que se ha convocado la huelga. Según ha podido saber este periódico, la empresa ha propuesto a los músicos cubrir todas las plazas de cuerda con contratos de interinidad mientras no salgan ofertas públicas de empleo y les da a ellos la potestad de elegir al próximo director de la OFM de entre cuatro candidatos previamente seleccionados. El comité de empresa valorará la propuesta en asamblea y presentará una contraoferta a la gerencia. «No hemos violentado ningún derecho de los trabajadores. Todos han cobrado puntualmente, han recuperado lo perdido, nadie hace horas extras, la empresa no tiene deudas frente a terceros y no ha incumplido ninguna norma establecida en el convenio. No entiendo por qué se llega a esta situación», insistió el gerente Juan Carlos Ramírez, que expresó que harán lo «humanamente posible para que esta medida de fuerza que hace el comité no se lleve a efecto».