Cierra Velvet, la única sala de conciertos del centro de Málaga

Concierto durante un Vermut-O-Rama. /José González
Concierto durante un Vermut-O-Rama. / José González

El escenario de calle Comedias, punto neurálgico de la música alternativa, se despide en mayo tras programar a alrededor de 600 bandas en cinco años

Regina Sotorrío
REGINA SOTORRÍO

Como cada mes, Velvet Club ha lanzado un cartel con su programación de abril, pero esta vez hay algo más. A la agenda le acompaña un mensaje: 'R.I.P. Velvet'. La sala anuncia así su cierre tras casi cinco años en calle Comedias dinamizando la música en vivo en Málaga. Alrededor de 600 bandas, locales, nacionales e internacionales, se han subido en este tiempo a su escenario, el único que funcionaba como recinto para conciertos de aforo medio (unas 180 personas) en el centro de la ciudad.

El establecimiento echará el cierre en mayo tras un desencuentro entre los dos socios mayoritarios con un trasfondo económico. «Los números no salen. Una sala de conciertos casi siempre es deficitaria, no se puede vivir solo de la música. Y cuando hay vacas flacas, los problemas salen a la superficie», confirma Juan Diego Altamirano, uno de sus responsables. Los costes de la programación se sufragaban con la barra y con el uso de la sala también como discoteca, pero ha sido insuficiente. Él seguirá manteniendo la marca con la intención de abrir un nuevo Velvet en otro rincón de Málaga. Eso sí, ya no será escenario para conciertos como ahora, sino un bar al estilo del primer Velvet que durante seis años estuvo en la calle Juan de Padilla.

El cierre de la Velvet deja desierta de música alternativa a la calle Comedias, durante los últimos años un punto neurálgico del circuito independiente en Málaga. Entre la sala y el bar Drunk-O-Rama (ahora también en una nueva ubicación en la calle Ramón Franquelo) pusieron en marcha un nuevo formato de conciertos en horario vespertino, los Vermut-O-Rama, comida y música en directo que atraen a un buen número de público en cada edición. Ahora sus responsables buscan nuevas fórmulas para seguir estando en la agenda de la ciudad. De momento, el Vermut-O-Rama seguirá en la Velvet dos citas más: el 28 de abril con Los Chicos (esa misma noche actuará el singular Pablo Und Destruktion, un cantautor de culto para la crítica especializada) y el 19 de mayo, con Powersolo, será la gran fiesta de despedida.

Durante cinco años, toda banda y artista independiente de gira por el país ha hecho parada en Velvet, por su aforo (ni muy pequeño ni muy grande) y por su ubicación. No es el único establecimiento que ofrece música en directo en el centro, pero sí el único que funciona como sala de conciertos programando a grupos con repertorio propio. Algunos eran ya referentes de la escena indie; para otros, Velvet ha sido el paso previo a llenar una sala de gran aforo.

En cartel

Allí estuvieron León Benavente, Neuman, Sr. Chinarro, Ángel Stanich, Full, Carlos Sadness, The New Raemon, Pájaro, Autumn Comets... nombres que fácilmente pueden verse en carteles de grandes festivales. Ha sido también refugio de bandas malagueñas y sede de fiestas como la que cada año convoca el Canela Party para abrir boca. Hasta tres conciertos a la semana se han llegado a programar en este espacio.

Queda por saber el futuro del establecimiento, que al parecer pasará a manos de un grupo de empresarios con larga experiencia en el sector de las discotecas.

 

Fotos

Vídeos