El Día de las Escritoras rescata a las mujeres olvidadas de la II República

El Día de las Escritoras rescata a las mujeres olvidadas de la II República

La escritora y feminista Lidia Falcón presenta un volumen que reivindica la aportación de María Zambrano, Victoria Kent, Rosa Chacel y Dolores Ibárruri

Francisco Griñán
FRANCISCO GRIÑÁNMálaga

«Las mujeres escritoras han sufrido dificultades y una gran ausencia, pero ya tenemos un día». Con esta frase que es un aplauso pero también encierra un 'no es suficiente' ha comenzado esta mañana su discurso la autora Lidia Falcón, que ha presentado el libro 'Mujeres de la II República' con motivo del Día de las Escritoras en el Centro Andaluz de las Letras (CAL). Un volumen que trata de rescatar la labor de las mujeres que alzaron su voz y facilitaron el progreso en la década de los 30, como Maruja Mallo, Rosa Chacel, Dolores Ibárruri y las malagueñas Victoria Kent y María Zambrano, pero que fueron silenciadas con la instauración del franquismo. «Luego llegó la dictradura, que no fue corta, y las mujeres tuvimos que estar en la resistencia para que este país no cayera en ignominia», ha señalado Falcón.

'Mujeres de la II República' surgió tras el homenaje que se realizó hace ahora un año en Madrid a las escritoras, políticas, periodistas, artistas y activistas que marcaron la España previa a la guerra civil. «Vimos que este tributo no se podía quedar en un tarde y por ello lo quisimos dejar constancia en este libro», ha explicado Lidia Falcón, que ha coordinado esta antología que cuenta con los escritos de 16 autores, como Mirta Núñez, Cristina Almeida, Federico Mayor Zaragoza, Ana Pardo de Vera, Juan José Tamayo y Juan Carlos Monedero, que bucean y rescatan la aportación de las mujeres en la II República.

Lidia Falcón ha señalado como la dictadura revertió los avances legislativos del régimen democrático anterior y puso como ejemplo la anulación de la ley de divorcio, que provocó que las parejas que se habían separado se encontraran en un «limbo legal» con el régimen franquista. «Llevaron la desgracia a millones de parejas», ha asegurado la escritora y activista del feminismo que ha destacado como los efectos de aquella política que arrinconó a la mujer se sigue viendo hoy día. «La dictadura apartó a la mujer del trabajo asalariado y hoy en España tiene 5 millones de amas de casa, que es el mayor índice de Europa y una herencia del franquismo», ha denunciado.

Por ello, la autora Lidia Falcón ha abogado por acabar con el silencio y por recuperar la primera línea de forma activa. «Ahora nos toca gobernar ya que el feminismo tiene que estar presente en los actos culturales, en el mundo laboral y en la política porque es desde donde se dirige el mundo», ha afirmado la especialista, que ha constatado que «hemos avanzado mucho por un camino plagado de dificultades y enemigos». Por ello se ha felicitado de la celebración del Día de las Escritores y de la reivindicación de las mujeres que pusieron las bases de la igualdad del mundo actual, aunque la situación no es todavía la ideal. «Necesitamos algún día más para que las instituciones se acuerden de nosotros no solo en este día», ha reivindicado.

Con la igualdad y la cultura

Las palabras de Lidia Falcón han sido escuchadas por el Consejero de Cultura, Miguel Ángel Vázquez, que ha presidido en Málaga el acto del Centro Andaluz de las Letras por el Día de las Escritoras, una iniciativa global que arrancó en 2016 y de la que se celebra la tercera edición. Vázquez ha destacada el compromiso del Gobierno andaluz con «la igualdad y la cultura» y ha destacado que esta jornada trata de poner fin a la «la invisibilización de la mujer en la literatura y la vida social, lo que nos ha privado de su talento y su capacidad para conocer el mundo en los ojos de la mujer».

El acto de presentación, al que también asistió el director del CAL, Juan José Téllez, se ha completado con la lectura del manifiesto del Día de las Escritoras que firma Joana Bonet. La poeta Isabel Pérez Montalbán ha puesto voz a este texto dedicado a las 'Rebeldes y transgresoras« de la literatura, entre las que se citan precisamente algunas de las autoras y «heroínas» del libro 'Mujeres de la II República' que lucharon contra los estereotipos y en favor de la igualdad. Autoras que, desde la insumisión intelectual, remaron a contracorriente.