Letizia se estrena de cine en los Premios Princesa

La reina Letizia saluda a Martin Scorsese, ayer en Oviedo/EFE
La reina Letizia saluda a Martin Scorsese, ayer en Oviedo / EFE

Elige un top gris de Zara de 25 euros para su encuentro con Scorsese y saca del joyero piezas de reina para el concierto previo a la ceremonia de entrega de este viernes

COLPISAOviedo

Ha sido, es y será (hasta que ceda el relevo a la princesa Leonor) el gran escaparate en que lucirse. Y triunfar. Dicen que la reina Letizia prepara con mimo, año tras año, desde que entró en palacio en 2004, su visita anual al Principado con motivo de los premios que llevan el nombre del heredero de la Corona. Juega en casa. Y el estreno de doña Letizia en esta edición ha sido de cine. Y sí, también porque lo hizo de la mano de Martin Scorsese.

La Reina, en vez de hacer su entrada triunfal en el hotel de La Reconquista, centro neurálgico de los Premios Princesa de Asturias, donde se hospedan premiados y los propios Reyes, lo hizo a las afueras de Oviedo, en una antigua fábrica de armas. Allí se llevó a cabo un homenaje al director de cine que este viernes recoge el galardón de las Artes. Posó junto a un taxi, como guiño a 'Taxi Driver', y escuchó atenta al cineasta.

Para la ocasión, doña Letizia optó por un top sin mangas en tonos gris de Zara que, a buen seguro, si ya no lo ha hecho, se agotará en breve. 25 euros cuesta la pieza. Completó su conjunto con un pantalón negro y sus zapatos de salón de Prada. Llamó la atención el peinado, más que nada porque... parece que es el que la acompañará de aquí en adelante durante un tiempo. Un recogido bajo, pero con raya al centro. Ya lo ha probado todo. Cuando se casó, llevaba la raya a la derecha, luego pasó a peinarse con ella a la izquierda y ahora... al centro.

Doña Letizia, ataviada con un vestido negro hasta la rodilla y manga francesa.
Doña Letizia, ataviada con un vestido negro hasta la rodilla y manga francesa. / Casa Real

De ahí, al concierto previo a la ceremonia que este viernes tendrá lugar en el teatro Campoamor. Tuvo el tiempo justo para cambiarse de vestido y de joyas. Y qué joyas. Porque si bien en anteriores ediciones, en este mismo concierto, doña Letizia apostó por look rompedores, en esta ocasión se decidió por un sencillo vestido negro hasta la rodilla y manga francesa, dejando todo el protagonismo a las joyas de la Familia Real. Se colocó las pulseras gemelas (como otras veces, de forma conjunta) de la reina Victoria Eugenia, que forman parte de las joyas de pasar que solo pueden usar las reinas. Y también los pendientes de brillantes que en su día le prestó la reina Sofía a la infanta Cristina con motivo de su boda con Iñaki Urdangarin.

 

Fotos

Vídeos