Agreden a una 'drag-queen' a la salida de una discoteca de Torremolinos

Agreden a una 'drag-queen' a la salida de una discoteca de Torremolinos

La artista, Satín Greco, ha denunciado ante la Policía que un grupo de seis jóvenes de origen extranjero le insultaron y pegaron en la madrugada del viernes al sábado

Iván Gelibter
IVÁN GELIBTER

Satín Greco, una de las 'drag-queen' más conocidas de Torremolinos, denunció el pasado domingo que un grupo de jóvenes le agredió, le pegó y le intentó robar; unos hechos que ocurrieron en la madrugada del viernes al sábado pasado cuando salía de trabajar de una de las discotecas del barrio de La Nogalera.

La propia artista, en su página de Facebook, ha relatado los hechos, que además fueron vistos por varios testigos. El propietario del bar Edén Copas –uno de los locales donde trabajó esa noche Satín Greco–, Antonio Domínguez, relató ayer a SUR cómo sucedió la supuesta agresión. «Satín salía de trabajar en torno a las 7 de la mañana. Cuando se iba a casa (vive por la zona) un grupo de varios chavales jóvenes extranjeros empezó a decirle 'maricón' y otros insultos. Él le contestó que le dejaran en paz y entonces se echaron encima con la intención de robarle», cuenta.

Detalle de las heridas en las manos.
Detalle de las heridas en las manos. / SUR

En ese momento, y siempre según el relato de Domínguez, tanto él como el resto de la plantilla (que ya había terminado de trabajar y estaban desayunando) se dieron cuenta de lo que estaba sucediendo, por lo que salieron corriendo hacia la zona donde se estaba produciendo la agresión. Al ver que acudía más gente, el grupo de los supuestos agresores salió corriendo de la zona.

Un problema habitual

A pesar de ello, Satín Greco tuvo que ser atendido en el centro de salud. Allí se le diagnosticaron varias heridas leves producidas al defenderse de los asaltantes, como arañazos y varios dedos contusionados. No en vano, la artista no pudo trabajar ni el sábado ni el domingo, y aún continúa de baja. Tras acudir al centro médico, puso una denuncia en la Policía por la agresión homófoba producida en uno de los epicentros nacionales del turismo LGTBI.

Este tipo de agresiones o robos no es la primera vez que se producen en la zona. El pasado mes de enero, SUR publicó una información en la que se hacía referencia a este mismo asunto, en la que tanto empresarios como asociaciones criticaron la situación «de indefensión» que viven vecinos y turistas por la instalación de bandas organizadas en pisos cercanos a La Nogalera. «Se sitúan en la entrada y la salida y allí esperan hasta abordar a algún cliente», explicaban. El bajo porcentaje de denuncias presentadas por las víctimas allana el camino de estas bandas. Desde la Confederación Española de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales (Colega) consideran que, aunque no están tipificados como delitos de odio, estos ataques «tienen un claro componente homófobo» y los delincuentes saben que la posibilidad de ser denunciados disminuye «por vergüenza o miedo».