La mujer que denunció en Nerja que su marido iba a huir con sus hijos dice que la intentó asfixiar

Imagen del archivo del aeropuerto de Málaga, donde fue apresado el hombre. /
Imagen del archivo del aeropuerto de Málaga, donde fue apresado el hombre.

Asegura que, tras discutir por el cargador del teléfono móvil, le puso el cable alrededor del cuello y apretó hasta que ella consiguió liberarse

ALVARO FRÍAS y EUGENIO CABEZAS

La Guardia Civil le sorprendió cuando estaba a punto de subirse a un avión para abandonar el país junto a sus cuatro hijos. Los agentes le detuvieron acusado de un supuesto delito de malos tratos a su mujer, que solo unas horas antes le había denunciado en el puesto del Instituto Armado en Nerja, asegurando que el hombre había intentado asfixiarla con el cargador del teléfono móvil.

La joven, de nacionalidad sueca y de 28 años de edad, relató a los agentes del puesto de Nerja todo lo que le había llevado a denunciar a su marido. Explicó que se encontraba con él en su vivienda, situada en el municipio granadino de Almuñécar. Al parecer, el teléfono móvil del hombre no funcionaba, por lo que se estaba malhumorado.

La joven relató a los guardias civiles que estaban en la cocina y que ella intentó arreglar el cargador del teléfono, ya que tampoco funcionaba. Aseguró que él rechazó su ayuda, gritándole que se marchara, ya que no era un hombre para echarle una mano con nada. Fue justo después cuando contó que le puso el cable del cargador alrededor del cuello y que lo apretó hasta que ella consiguió liberarse y refugiarse en el cuarto de baño.

Solo salió de allí cuando escuchó a su hija de dos años, siempre según su relato, momento que, supuestamente, aprovechó su marido para agarrarla y golpearla. Después, indicó la joven a los agentes, le ordenó que se duchara y se fuera al colegio a recoger a los niños. Pero al regresar, señaló que les despreció y les mandó a la calle, pidiéndoles perdón cuando regresaron horas más tarde.

Ante los agentes, a los que confesó que no era la primera vez que sufría un episodio de malos tratos, dio otra pista clave. Indicó que le había llegado un correo electrónico a una cuenta que tiene a medias con el arrestado en el que había unos billetes de avión para Suecia.

Amenazas de muerte

Afirmó que llamó a su marido y que este la amenazó con matarla si regresaba a casa, además de decirle que se iba a llevar a los cuatro niños a Suecia y que no los volvería a ver nunca. Ante este relato, los agentes de la Guardia Civil establecieron inmediatamente un dispositivo en el aeropuerto de la capital costaloseña por si le localizaban.

Horas más tarde, fue identificado sobre las cinco de la madrugada del pasado jueves en las instalaciones aeroportuarias acompañado por los cuatro menores. Por ello, los guardias civiles procedieron a su detención, acusado de un supuesto delito de malos tratos, tras lo que fue puesto a disposición judicial.

En concreto, se le tomó declaración en el Juzgado de Instrucción número 2 de Torrox, que se encontraba en funciones de guardia. Finalmente, el magistrado le dejó en libertad, aunque investigado por un supuesto delito de malos tratos. Asimismo, como medida cautelar, le prohibió acercarse a menos de 500 metros de su pareja y de los menores, así como comunicarse con ellos. Desde el Tribunal Superior de Justicia (TSJA) informaron de que el juzgado malagueño se va a inhibir a los de Almuñécar (Granada), ya que fue en esta localidad donde, supuestamente, se produjo el episodio de malos tratos.