María Gámez subraya el «esfuerzo que no está pagado» de empresas y personas en el rescate de Julen

Imagen de archivo de las labores de rescate./
Imagen de archivo de las labores de rescate.

La subdelegada del Gobierno en Málaga indica que la respuesta ante emergencias corresponde a la Junta de Andalucía, pero destaca el trabajo también del Ejecutivo central

EUROPA PRESS

La subdelegada del Gobierno en Málaga, María Gámez, ha subrayado este miércoles el «esfuerzo» que, ha dicho, «no está pagado», de muchas empresas y personas a título individual que participaron en el rescate del pequeño Julen, el niño de dos años que cayó a un pozo de gran profundidad el pasado 13 de enero y cuyo cadáver fue rescatado, 13 días después, tras un arduo trabajo del operativo compuesto por más de 300 efectivos.

Así, cuestionada por el coste de 700.000 euros del rescate que asumirá en solitario la Junta de Andalucía, tal y como anunció este martes el portavoz y consejero de Presidencia, Administración Pública e Interior, Elías Bendodo, Gámez ha indicado que la respuesta ante emergencias corresponde, efectivamente, a Protección Civil y, por tanto, al Gobierno autonómico: «Por eso han llevado la tramitación de las obras desarrolladas y el pago».

No obstante, ha insistido a los periodistas en un acto en Antequera en la «enorme solidaridad» que despertó este caso «con independencia del gasto de cada administración, como también la del Estado, con la Guardia Civil y los medios que puso».

Gámez ha subrayado el «esfuerzo» de cada administración, «según sus competencias», y también de «tantas empresas y personas a título individual», reiterando esa «solidaridad y esfuerzo que no está pagado de los que desarrollaron su trabajo» en la finca de Totalán donde tuvo lugar el suceso.