Manuel Rincón irrumpe en la moda

Manuel Rincón, junto a varios de los diseños inspirados en una de sus obras, en su casa de Caleta. /E. Cabezas
Manuel Rincón, junto a varios de los diseños inspirados en una de sus obras, en su casa de Caleta. / E. Cabezas

El empresario, mecenas del deporte y pintor traslada varias de sus creaciones a una colección de bolsos, pareos, corbatas y bañadores, a la venta en la capital

Eugenio Cabezas
EUGENIO CABEZAS

A sus 67 años, Manuel Rincón disfruta de una jubilación «feliz», aunque muy activa. Continúa pintando, una afición en la que lleva más de cuarenta años, sigue al frente de Rincón Dental y del Instituto de Fertilidad que lleva su apellido, tras desprenderse de buena parte de las clínicas, que vendió hace casi tres años al grupo Vithas. Además, el deporte sigue siendo otra de sus pasiones, como mecenas de numerosos clubes, desde amateur hasta profesionales, en el conjunto de Andalucía. Sin embargo, ahora se ha embarcado en un nuevo reto personal, el diseño de moda, a partir de varias de sus creaciones artísticas.

La idea surgió hace un par de años, después de que le plantease a la empresa que fabrica las equipaciones para el equipo de balonmano femenino si era posible plasmar alguno de sus lienzos, en su gran mayoría de un estilo abstracto y expresionista, en una corbata. «Recuerdo que fui a Berlín a ver un partido y me llevé 200 corbatas, que fui regalando, luego en una gala de los periodistas deportivas en Cádiz también me las llevé. Fueron la bomba, causaron una gran sensación, y de ahí me surgió la idea de lanzar una línea de ropa y complementos», cuenta Rincón.

La pintura y el arte han sido para él «una válvula de escape profesional y personal», especialmente durante los más de 25 años que estuvo en primera línea de la política municipal en Vélez-Málaga, tras fundar el Grupo Independiente Pro Municipio de Torre del Mar (GIPMTM), que concurrió por primera vez a las elecciones municipales en 1987. Retirado desde 2013, Rincón asegura que su labor como concejal le ha dado «muchas alegrías y también muchas tristezas». «Aprendí muchísimo, porque cuando llegué en 1987 no tenía ni idea de cómo funcionaba un Ayuntamiento», sostiene el exconcejal, que asegura estar preparando un libro sobre su vida. «No son unas memorias al uso, son vivencias y lecciones que he aprendido en esos más de 30 años de vida pública», resume el también artista.

El lanzamiento de la primera colección de moda ha sido posible gracias al apoyo del empresario holandés Jan Heere, quien trabajó durante doce años en importantes cadenas de moda como la española Inditex. Las piezas diseñadas se han bautizado como 'Empatía', e incluyen bañadores, camisetas, corbatas, bolsos realizados a mano en Ubrique (Cádiz) y pareos de playa, entre otros, que cuentan con los motivos y colores de creaciones como 'Chapapote', 'Mediterráneo', 'Gritos' o 'La casita'.

Las próximas colecciones tendrán también nombres de sentimientos, aunque Rincón ha querido empezar por la empatía, «algo que es muy importante en la vida en general», remarca. «Esta es la primera colección de ropa que sale al mercado después de estar 40 años manchando, haciendo primero algo figurativo y luego más abstracto, y que después me digan que lo que estoy haciendo es bonito, pues estoy encantado», afirma.

Seis mil obras en 40 años

A lo largo de estas cuatro de décadas de trayectoria artística, Manuel Rincón calcula que ha podido realizar unas seis mil obras, muchas de las cuales pueden verse en edificios públicos de Torremolinos y Benahavís, además de en las clínicas que fueron de su propiedad hasta hace apenas tres años. Según confiesa, los cuadros en los que está inspirada la colección de moda «han salido del alma», como 'Chapapote', una de las obras principales para la línea, en la que quiso reflejar los fondos marinos y lo que sucedió entonces con el vertido, «una pintura que demuestra la falta de cordura de la sociedad».

«Este proyecto es importante porque también sirve para apoyar el deporte andaluz, ya que la colección colabora con la Fundación Manuel Rincón Béjar, reconocida por la Federación de Periodistas Deportivas Andaluzas», apostilla el artista torreño, quien detalla que las prendas se producen en Puente Genil (Córdoba) y que supone la creación de «nuevos puestos de trabajo». Por ahora, están a la venta en una tienda de la céntrica calle Martínez y negocia con grandes cadenas como El Corte Inglés.