Benagalbón, el germen de Rincón de la Victoria

El núcleo de Benagalbón celebra a mediados de septiembre el Concurso de Pandas de Verdiales, una de sus tradiciones más arraigadas. /
El núcleo de Benagalbón celebra a mediados de septiembre el Concurso de Pandas de Verdiales, una de sus tradiciones más arraigadas.

El investigador local Miguel Alba sitúa en el 28 de agosto de 1835 la independencia del núcleo interior respecto a la vecina Moclinejo

Eugenio Cabezas
EUGENIO CABEZAS

Rincón de la Victoria es uno de los municipios de la provincia que más población ha ganado en las dos últimas décadas, pues en menos de 20 años ha duplicado sus vecinos, al pasar de los 23.029 que tenía en el año 2000 a los más de 46.000 que tiene en la actualidad. La localidad cuenta con la particularidad de estar dividida en cuatro grandes núcleos: Rincón de la Victoria, La Cala del Moral y Torre de Benagalbón, en el litoral, y Benagalbón, a unos seis kilómetros hacia el interior.

Sin embargo, es posible que muchos no sepan que precisamente en lo que hoy es un pequeño pueblo de casas encaladas y calles estrechas está el origen histórico e institucional de Rincón de la Victoria como municipio autónomo. No en vano, hasta 1835 Benagalbón y los escasos vecinos, pescadores y agricultores asentados en la franja costera, pertenecían administrativamente hablando a Moclinejo. Fue el 28 de agosto de hace 183 años cuando los residentes en esta zona consiguieron la independencia, según ha desvelado el investigador y escritor local Miguel Alba Trujillo.

IU propone conmemorar el Día del Municipio el 28 de agosto y otorgar cuatro escudos de oroMiguel Alba

Por encargo del grupo municipal de IU, este funcionario de la UMA, donde trabaja como personal de administración y servicios, ha indagado en los orígenes de Rincón de la Victoria como municipio autónomo, con el objetivo de plantear la conmemoración de la efemérides con un acto solemne, que incluiría además la entrega de cuatro escudos de oro «a personalidades, entidades o corporaciones, tanto nacionales como extranjeras, por haber prestado servicios a la ciudad o dispensado honores a ella».

De momento, la propuesta ha sido «bien recibida» por el resto de grupos de la corporación, «aunque han pedido más tiempo para estudiarla», según explicó el portavoz de la formación de izquierdas, Pedro Fernández Ibar. El equipo de gobierno bipartito, de PP y PA, se ha comprometido a analizarla y, en su caso, a plantearla para su debate en el pleno previsto para finales de este mes. «Queremos que se pueda celebrar el acto ya este año, sería una buena forma de promocionar Rincón en pleno verano», apuntó.

En su investigación, Alba explica que las primeras reseñas datan de 1821, «cuando 49 moradores y hacendados de las Ventas de Bezmiliana, Benagalbón e inmediaciones, comienzan la larga andadura de conseguir un ayuntamiento propio». «Es un periodo que coincide con el trienio liberal (1820-1823), que restituye la Constitución de 1812, circunstancia aprovechada por los habitantes de Benagalbón para pedir el establecimiento de un ayuntamiento constitucional propio», explica el escritor, que ha indagado en archivos del que fuera cronista oficial de Rincón de la Victoria, Antonio Fernández, conocido como Antonio de Hilaria, fallecido el pasado enero.

«Hay que tener en cuenta que hasta la llegada del tren a la costa, en 1908, no comienza a asentarse la población en el litoral, Rincón de la Victoria y La Cala del Moral, eran extensas tierras de viñas, y unas pocas casas de pescadores, mientras que en Torre de Benagalbón sólo había huertas de patatas», dice.

Sin embargo, «los primeros pasos para conseguir una alcaldía se dilapidan tras la vuelta al trono de Fernando VII (1823) y con él, el retorno del absolutismo en España», añade Alba. No obstante, tras la muerte del monarca, «se lleva cabo una transición política hacia el liberalismo, más notorio en la regencia de la reina María Cristina», resalta en su investigación.

Reina Regente

Este cambio político origina la devolución de la documentación requisada años antes a los ayuntamientos y la reapertura de las diputaciones provinciales en 1835. «Con ello se recupera la tramitación administrativa de la petición de la puebla de Benagalbón de llegar a ser organismo autónomo», sostiene Alba, quien sitúa en el 28 de agosto de ese año la fecha en la que «se publica una Real Orden, sancionada por la Reina Gobernadora, en la que comunica la separación de Benagalbón de Moclinejo, de quien hasta entonces había dependido».

La Casa Consistorial permaneció en Benagalbón hasta finales de los años cuarenta del siglo pasado, cuando fue trasladada a Rincón. «Durante décadas las tensiones entre vecinos de los distintos núcleos hicieron que el ayuntamiento cambiara de ubicación entre Benagalbón y Rincón», argumenta Alba, quien aplaude la iniciativa de IU para conmemorar la efemérides de la independencia.

 

Fotos

Vídeos