Piden 7 años de cárcel por intentar matar a un hombre tras una noche de fiesta en Granada

Audiencia de Granada. /
Audiencia de Granada.

La víctima, que sufrió heridas inciso punzantes en los dos flancos del abdomen, había mediado minutos antes en una discusión entre el agresor y dos chicas

EFEGranada

La Fiscalía de Granada ha solicitado siete años y medio de prisión para un joven acusado de intentar matar de dos puñaladas a un hombre que minutos antes había mediado entre el agresor y las dos chicas con las que hablaba en grupo tras pasar una noche de fiesta en Almuñécar.

Según el escrito provisional de acusación del Ministerio Público, al que ha tenido acceso Efe, los hechos sucedieron poco antes de las ocho de la mañana del 28 de agosto de 2016 en la zona conocida como «bajos del altillo» de Almuñécar.

En esa zona cercana a un área de fiesta estaba la víctima con dos amigos y dos chicas cuya identidad no ha trascendido y a las que habían conocido esa noche.

Llegó el acusado Ramón C.G., acompañado del también procesado Ramón F.F., y ambos se aproximaron a las chicas para iniciar una discusión con una de ellas.

Para evitar cualquier tipo de agresión, la víctima intentó mediar aunque Ramón F.F. le increpó que no le iba a pegar a las chicas sino a ellos, momento en el que le dio varios golpes sin gravedad.

El joven se marchó entonces con sus dos amigos de la zona, aunque acto seguido los dos acusados salieron corriendo para alcanzarlos.

En el momento de este segundo encuentro, Ramón C.G. iba armado con una navaja de grandes dimensiones y, «con ánimo de acabar con la vida» de la víctima, según la Fiscalía, le asestó dos puñaladas en el abdomen que le hicieron caer al suelo y perder el conocimiento.

El perjudicado sufrió heridas inciso punzantes en los dos flancos del abdomen, una de ellas con salida de tres centímetros, junto a otras lesiones que provocaron una asistencia sanitaria, una cirugía y el cierre por plano de las heridas.

Según la Fiscalía, las lesiones le provocaron un riesgo vital moderado grave por la localización y el arma utilizada y pudieron afectar a grandes vasos o a los pulmones.

El Ministerio Público ha calificado los hechos como un delito de homicidio en grado de tentativa y ha solicitado para Ramón C.G. una condena a siete años y medio de cárcel y la prohibición de acercarse a la víctima a menos de 300 metros durante 15 años.

Ha sumado además el delito leve de maltrato sin lesión por el incidente anterior a las puñaladas y ha solicitado al otro procesado, Ramón F.F., el pago de una multa de 1.350 euros.

Los dos acusados serán juzgados por estos hechos el próximo 16 de mayo en la Sección Segunda de la Audiencia de Granada