Toma de posesión de Juanma Moreno como presidente de la Junta de Andalucía

Moreno y casado, antes de la toma de posesión

Mariano Rajoy, Casado y Sáenz de Santamaría, entre los asistentes al acto en el Parlamento andaluz

Maria Dolores Tortosa
MARIA DOLORES TORTOSA

A las 12.00 de este viernes ha arrancado en el Parlamento andaluz la toma de posesión del 'popular' Juanma Moreno como presidente de la Junta de Andalucía. El expresidente del Gobierno Mariano Rajoy, el líder nacional del partido, Pablo Casado, y la exvicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría figuran entre los asistentes.

El presidente electo de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, se ha estrenado con un encuentro con el catedrático de Derecho Administrativo Manuel Clavero Arévalo en víspera de la toma de posesión hoy del cargo. La reunión tuvo lugar en la casa de Sevilla del histórico ministro de la UCD. El PP en una nota le dio el significado de «acto simbólico». Lo es porque en la amplia trayectoria de Manuel Clavero está el haber sido impulsor y defensor de la autonomía política de Andalucía, hasta tal punto que dimitió como ministro de Cultura (había sido antes adjunto de Relaciones con las Regiones) al defender, frente al entonces gobierno de la UCD, el 'sí' en el referéndum del 28 de febrero de 1980.

Clavero, ahora con 93 años, dimitió precisamente el 16 de enero de 1980, el mismo día 39 años antes que se produce la primera alternancia política en Andalucía tras casi cuatro décadas de gobiernos socialistas con la votación este miércoles en el Parlamento de la investidura de Moreno Bonilla. Clavero fue descrito ayer por Moreno como el «padre de la Andalucía moderna». Una consideración reconocida por expertos constitucionalistas de distintas corrientes por su decisiva participación en la construcción de la estructura del Estado, en España y Andalucía, durante los años de la transición, como escribió el catedrático de Derecho Constitucional, Javier Pérez Rojo, uno de los padres del Estatuto andaluz.

A Clavero se le conoce como el inventor del 'café para todos' que supuso el 28F para que las comunidades autónomas acabaran teniendo las mismas competencias y rango que en un principio solo se diseñó para Cataluña y País Vasco. Fue también quien inventó las preautonomías, impulsando la de Andalucía en abril de 1978, que presidió Plácido Fernández Viagas. Moreno se reivindicó en su discurso de investidura como el séptimo presidente, reconociendo a Fernández Viagas como el primero, algo que no hizo el PSOE, el propio partido del histórico dirigente.

Gesto simbólico

El gesto de Moreno es más que simbólico; implica una reivindicación de la autonomía andaluza y de su historia, con el 28F como fecha emblemática, pero también un intento de revisión, de ir más allá de lo que hasta ahora ha venido defendiendo el PSOE y otras formaciones de izquierda, que durante años desplazaron a la derecha del logro autonómico porque UCD y AP, antecedentes del PP, promovieron la abstención el 28F.

Tampoco es una imagen inocente. Moreno ha sido investido presidente gracias a los votos de los 12 diputados de una formación, Vox, enlazada con la ultraderecha europea y que en su ideario proclama la vuelta al centralismo político de España con el desmantelamiento del actual sistema de las autonomías, empezando por la devolución de las competencias mollares, sanidad, educación y justicia. Vox ha criticado de manera clara que el Estatuto de Autonomía reformado en 2007 recoja en su preámbulo que Andalucía es «una realidad nacional». Clavero Arévalo defendió en el Parlamento este término incluso de una forma más explícita de la que se recoge en el texto, en contra de la tesis entonces de uno de sus pupilos, el exlíder del PP-A Javier Arenas.

Clavero le pidió a Moreno que actúe con equilibrio y con sensatez al frente del Gobierno andaluz, según la nota del PP. Charlaron durante una hora y, según los presentes, el viejo profesor llegó a emocionarse. Aconsejó a Moreno que dedique tiempo y atención a potenciar la industria andaluza.

La ministra Meritxell Batet y Díaz, en la toma de posesión

Juanma Moreno se prepara para jurar este viernes su cargo como presidente de la Junta, el primero que no es del PSOE en casi 37 años de autonomía. El acto se celebrará en el Parlamento andaluz y en él estará presente en representación del Gobierno la ministra de Política Territorial y Función Pública, Meritxell Batet. También el PSOE andaluz ha informado que su secretaria general y presidenta saliente, Susana Díaz, estará en el acto.

Un acto que, en realidad, será una fiesta del PP, partido que conquista una de sus plazas más codiciadas durante años. Moreno ha invitado al presidente del PP, Pablo Casado, pero también a la que fue su rival en las primarias del partido, la exvicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, por quien Moreno se decantó y defendió hasta el último día.

También Mariano Rajoy se desplazará a Sevilla, ya que Moreno trabajó estrechamente junto a él en la dirección del partido. Rajoy fue quien decidió que liderara el PP andaluz. Todos ellos se trasladarán a Madrid para participar en la Convención nacional de los populares.Moreno dará a conocer su gabinete el próximo lunes.

 

Fotos

Vídeos