El juicio a los excargos socialistas se cuela en la campaña de las andaluzas

Los candidatos del PP, Adelante Andalucía y Cs aprovechan la calificación fiscal para arremeter contra el PSOE y pedir la alternancia en Andalucía

Maria Dolores Tortosa
MARIA DOLORES TORTOSA

La fase final del juicio se cuela en la precampaña de las elecciones andaluzas y acaparará foco hasta casi el 2 de diciembre, cuando es la cita para votar. El presidente del tribunal, Juan Antonio Calle Peña, ha expresado su voluntad de acabar el juicio a finales de noviembre, aunque para ello tenga que habilitar sesiones incluso hasta en sábados. Por ello, no solo las peticiones de los fiscales se cuelan en la precampaña, también la de las acusaciones populares, PP y Manos Limpias. Las defensas tendrán su turno igualmente y los acusados podrán expresar su última versión de los hechos juzgados.

La última palabra de todos ellos, de desear hacer uso de ella, coincidirá, según lo previsto por el tribunal, con los últimos días de la campaña electoral, que empieza el próximo día 16 de noviembre.

El comienzo de la recta final ayer del juicio coincidió con el cierre del plazo para las candidaturas: 23 partidos y seis coaliciones concurren a las elecciones. Como botón de muestra de la interferencia en la disputa política sirva la reacción de todos los candidatos, salvo la presidenta, Susana Díaz, sobre las conclusiones de la Fiscalía, pese a no ser nueva.

El presidente del PP-A, Juanma Moreno, indicó que la Fiscalía ha venido a «confirmar» lo que su formación (acusación popular) «había denunciado desde hace mucho tiempo» y que seguirá «trabajando» para que los andaluces sepan «toda la verdad» y se devuelva el «dinero» a «las arcas de la Junta», dijo Moreno en Huétor Tájar a Efe, en donde volvió a calificar el 'caso ERE' como «el más grande de los casos de corrupción de España».

Sentencia ejemplarizante

Los líderes de Adelante Andalucía, Teresa Rodríguez y Antonio Maíllo, han coincidido en pedir una «sentencia ejemplarizante» por los diez años «de impunidad». «La necesidad de regeneración democrática no pasa por dar lecciones al PSOE desde la oposición, sino por cambiar el Gobierno de Andalucía y conseguir la tan anhelada alternancia en el gobierno andaluz», dijo Rodríguez en Madrid, donde celebran varios actos. Los candidatos de la confluencia mantendrán hoy una entrevista con Alberto Garzón y Pablo Iglesias.

Para Juan Marín, la calificación fiscal definitiva demuestra que «el PSOE y la corrupción parecen una historia interminable». «Basta ya de 40 años de dictadura socialista», manifestó el candidato de Ciudadanos. «Frente a los 30 años de gobierno socialista en el banquillo (en realidad son diez)», Marín dijo a los periodistas en Sevilla que el día 2 de diciembre empezará «una nueva etapa» y se acabará el «politiqueo de amiguetes y de construir chiringuitos».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos