Greenpeace alerta sobre el vertido al mar de aguas residuales

Ochenta municipios, repartidos por todas las provincias costeras, siguen vertiendo aguas residuales al mar, según Greenpeace. La organización denunció ayer que, seis meses después de que la Unión Europea multara a España con doce millones por esta infracción, «los municipios sancionados aún no se han puesto al día» y ha contabilizado al menos 90 impactos por estos vertidos. «Es imprescindible una mayor inversión en infraestructura que asegure una depuración efectiva y una ordenación del litoral», indicó Paloma Nuche, responsable de la campaña de costas.