PP, PSOE e IU respaldan la norma que reduce un tercio los trámites para abrir un negocio

El objetivo es que los empresarios consigan reducir de dos a tres meses el tiempo de gestión para el comienzo de su actividad económica

MARIA DOLORES TORTOSA

La tensión y confrontación política se tomó ayer un nuevo respiro en el Parlamento andaluz. La Cámara aprobó por unanimidad la ley de medidas normativas para reducir trabas administrativas para empresas, que permitirá aminorar un 33% los trámites para abrir un negocio u otra autorización de actividad económica. Esta ley, prometida por Susana Díaz en su discurso de investidura, elimina 64 trámites en vigor en la actualidad. El objetivo es que los empresarios consigan reducir de dos a tres meses el tiempo de gestión para el comienzo de su actividad económica.

Esta es la cuarta ley de esta legislatura y la tercera que se aprueba por unanimidad de los tres grupos, algo insólito en otras legislaturas pasadas. El PP, único partido de la oposición, también respaldó la Ley de Transparencia y la Ley de Transexualidad, ambas aprobadas el pasado junio. El PP tampoco se opuso, sino que se abstuvo en la ley andaluza antidesahucios, pese a que luego el Gobierno central la recurrió y en la actualidad está paralizada por el Tribunal Constitucional. En el caso de las tres primeras mencionadas se han aprobado siendo ya Juanma Moreno presidente del PP andaluz, cargo que ocupa desde marzo de este año.

Exceso de burocracia

El consejero de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, José Sánchez Maldonado, recordó que con esta norma se da una solución a uno de los principales problemas que denuncian los barómetros económicos, el exceso de burocracia. Maldonado expresó su convencimiento de que la ley tendrá el efecto inmediato para «facilitar y agilizar la apertura de empresas y negocios en Andalucía».

Entre las mejoras destacan que las sociedades cooperativas puedan constituirse sin gastos y que las obras de acondicionamiento de un local no necesitan de autorización, salvo que requieran un proyecto arquitectónico. En ambos casos bastará con una declaración responsable. También facilita que el cambio de titular de actividades de comercio y servicios se haga sin la necesidad de una nueva licencia, ya que bastará una comunicación previa.

El diputado del PP portavoz en el debate, Rafael Carmona, ha puesto en valor que el decreto se haya tramitado como proyecto de ley para poder ser mejorado entre todos los grupos. Carmona hizo un panegírico de la política de consenso.

El portavoz de IU, Ignacio García, también ha subrayado la aportación de IU. «Ya no se podrá decir en Andalucía que los plazos de tramitación son un problema y que existen dificultades para la creación de empresas», manifestó. El diputado socialista, Francisco Javier Aragón, subrayó el carácter «pionero» de la norma en España.