Chicho Marín: «Los jóvenes tienen que conocer la realidad de los barrios desfavorecidos»

Chicho Marín. /SUR
Chicho Marín. / SUR

Organiza un fin de semana solidario, con un concierto de Malmö a beneficio de la Asociación Nena Paine, y el Primavera Party

Francisco Gutiérrez
FRANCISCO GUTIÉRREZ

La diversión y la solidaridad no están reñidas. El empresario Chicho Marín lleva unos años organizando eventos sociales con un contenido solidario. Es la segunda ocasión que organiza una fiesta de primavera, el próximo sábado 6 de abril, en esta ocasión para ayudar a la Asociación Malagueña de Asistencia a Enfermos de Cáncer. Será en la Hípica El Pinar, con todas las entradas agotadas. En esta ocasión también han organizado un evento dirigido a los jóvenes, el viernes, en el Real Club Mediterráneo, con la actuación de Malmö.

¿Por qué estos conciertos solidarios?

–Me muevo en el mundo de los eventos, y hemos querido dar un carácter social y solidario a nuestra actividad.

¿Desde cuándo los organizan?

–Ya el año pasado organizamos esta fiesta de primavera, en la Hípica El Pinar, que tuvo muy buena aceptación, y queremos consolidar este evento, buscando cada año una causa solidaria en la que colaborar. De hecho, las entradas para este sábado 6 de abril ya están agotadas. Tendremos a un grupo de Barcelona, Malmö, a un grupo malagueño de versiones de los ochenta a los noventa, PopFM, y a los Electroduendes, un grupo de música de Vélez-Málaga que interpreta los grandes éxitos del pop español.

Este año también quieren dirigirse a un público más joven...

–Sí, hemos visto que hay una demanda por parte de un público mucho más joven. Malmö es un grupo de chicos jóvenes de Barcelona, pero con mucha relación con Málaga. Y así surgió la necesidad de atender también la demanda de este público. Hablamos con el Club Mediterráneo y hemos organizado este concierto solidario, con entradas a 12 euros que se pueden adquirir en Copicentro de La Malagueta.

Este concierto será a beneficio de la Asociación Nena Paine, ¿por qué la han elegido?

–Conocí a Mercedes García Paine por un tema médico, teníamos una amiga común con cáncer, y ahí empezó nuestra relación. Hacen una estupenda labor, en barrios marginales y con niños que lo pasan mal. Les ha hecho mucha ilusión conocer que la recaudación del concierto irá a su asociación.

Además de la música y pasarlo bien, ¿qué mensaje quiere transmitir a los jóvenes que acudan al concierto?

– Pues que tienen que conocer otras realidades. Que Málaga es muy grande y hay familias y chicos de su edad que lo pasan mal, que no tienen las mismas oportunidades. Hay una realidad social de familias desfavorecidas y de jóvenes con todo tipo de dificultades. Que hay chicos, como ellos, que no lo están pasando tan bien. Despertar en los jóvenes unas inquietudes sociales.

¿Han encontrado apoyo para estas iniciativas?

–Hemos conseguido unir a muchas empresas y patrocinadores. Y tenemos a 50 voluntarios. Pero toda colaboración es bien recibida.