Síguenos en @BdeBulo en Twitter y en Facebook

El bulo independentista que golpea a Casa Tarradellas

Imagen de una de las pizzas de Casa Tarradellas con el nuevo estilo de envase./Casa Tarradellas
Imagen de una de las pizzas de Casa Tarradellas con el nuevo estilo de envase. / Casa Tarradellas
B de Bulo

Varios mensajes en redes sociales que se están compartiendo de manera masiva hacen un llamamiento al boicot de la empresa de origen catalán

Jon Sedano
JON SEDANOMálaga

El independentismo catalán está haciendo que los bulos y rumores crezcan a un ritmo exponencial en la red. No tienen una ideología marcada, por lo que hay mensajes para todo tipo de pensamiento. Algunos tratan de confundir, otros en cambio buscan perjudicar a empresas y personas. Uno de los últimos textos que se está compartiendo de forma masiva en redes tiene como objetivo a la empresa Casa Tarradellas.

El bulo se divide en dos. Por un lado, uno de los mensajes dice que el dueño de Casa Tarradellas se jacta abiertamente de ser independentista y de que su empresa solo contrata a catalanes y extranjeros, nunca a españoles de otras comunidades. El segundo, en cambio, argumenta que por miedo a un boicot, la empresa retiró de sus etiquetas la dirección de origen del producto. Ambas afirmaciones son falsas y las dos hacen un llamamiento a un boicot incitando a no comprar sus productos o los de Hacendado (marca de Mercadona para la que también producen algunos productos como, por ejemplo, las pizzas).

Uno de los mensajes que se están compartiendo en redes sociales.
Uno de los mensajes que se están compartiendo en redes sociales. / Facebook

Fuentes de la empresa explican a SUR que “Casa Tarradellas jamás se ha posicionado sobre cuestiones políticas y tampoco lo ha hecho sobre la independencia de Cataluña”. Añaden que “la empresa se dedica a la elaboración de alimentos, no a temas políticos, por lo que se mantienen al margen de estos”. A estas declaraciones hay que sumarle detalles como que la empresa siempre escribe en sus redes sociales en castellano y que su web está en varios idiomas (francés, español, inglés y catalán), llegando incluso a ser acusada por la Plataforma per la Llengua de “ir en contra del ciudadano catalán” por etiquetar solo en castellano.

En cuanto al otro bulo, las mismas fuentes detallan que la reducción de la dirección de origen se produjo hace aproximadamente dos años, no ahora. El motivo estuvo ligado a un gran cambio que se realizó en el envase, donde además de la dirección y otros textos, se modificó el color y se optó por un diseño que posibilitara ver el interior del producto. “Es ilógico que busquemos eliminar la dirección por miedo a un boicot cuando nuestro propio nombre identifica de dónde procedemos”, explican desde Casa Tarradellas.

Por último, aunque Casa Tarradellas es una empresa afincada en Cataluña desde hace más de 40 años, muchos de los ingredientes con los que elaboran sus productos provienen de otras provincias. Por ejemplo, el tomate que utilizan tiene su origen en Extremadura, donde lo elabora la empresa Conesa. Por ello, antes de pensar en realizar un boicot a una empresa, hay que tener en cuenta que indirectamente se está perjudicando a numerosos trabajadores asociados, que pueden tener sus puntos de trabajo en lugares muy distantes del principal.

El caso de la Bruixa d'Or

Fotos

Vídeos