Diario Sur

Mueren cuatro supuestos narcos durante una persecución en aguas de Estepona

La embarcación fue trasladada al puerto de Algeciras.
La embarcación fue trasladada al puerto de Algeciras. / SUR.ARCHIVO
  • Una patrullera de Vigilancia Aduanera colisionó con la planeadora en la que iban las víctimas, que al parecer hizo una «maniobra brusca» durante la huida

Tragedia en aguas de Estepona. Los cuatro ocupantes de una planeadora fallecieron ayer al chocar contra su embarcación una patrullera del Servicio de Vigilancia Aduanera (SVA) que los perseguía ante la sospecha de que pudieran estar traficando con droga.

El accidente se produjo a las cinco de la tarde a unas 12 millas al sur de Estepona y a otras tantas al este de Punta Europa, aproximadamente en el límite territorial entre las provincias de Málaga y Cádiz, según explicaron a este periódico fuentes cercanas al caso.

La persecución comenzó poco antes, sobre las 16.45 horas, en aguas del Estrecho. Los funcionarios de Vigilancia Aduanera detectaron una embarcación semirrígida de 12 metros de eslora con tres potentes motores, como las que usan los narcos para alijar hachís. Al parecer, al advertir la presencia de la patrullera, emprendió la huida a gran velocidad.

A la persecución se sumó un helicóptero de Vigilancia Aduanera, que fue guiando a la patrullera desde el aire para ayudar al patrón a seguir la estela de la planeadora. Entonces, se produjo la colisión. Los primeros datos apuntan a que la semirrígida hizo una «maniobra brusca», probablemente para dar esquinazo a la embarcación del SVA, que se le echaba encima, y que «no pudo evitar la colisión», informó a Europa Press el delegado especial en Andalucía, Ceuta y Melilla de la Agencia Estatal Tributaria, Alberto García, quien precisó que la investigación está «abierta» y en un momento muy incipiente.

La embarcación de Vigilancia Aduanera embistió de proa a la planeadora. Los funcionarios del SVA, que resultaron heridos leves en el accidente, acudieron rápidamente a socorrer a los tripulantes de la semirrígida. «Esa fue la prioridad de los agentes», explicó García, pero cuando llegaron hasta ellos no pudieron hacer más que «certificar su muerte».

El Centro de Salvamento Marítimo de Tarifa recibió el primer aviso del accidente a las 17.03 y envió inmediatamente la Salvamar Dubhe para remolcar la planeadora siniestrada al puerto de Algeciras, donde se coordinaron las tareas para proceder al levantamiento de los cadáveres, que al cierre de esta edición aún no habían sido identificados plenamente. La Guardia Civil también movilizó una patrullera del Servicio Marítimo para colaborar en las labores de rescate. La investigación la dirigirá el juzgado de guardia de Algeciras.