La Junta autoriza la retirada de un ficus y una higuera de la torre de la iglesia de Santiago

Andamio colocado para retirar los arbustos. :: fernando gonzález

El Obispado ha instalado un andamio hasta la cubierta del campanario para eliminar los arbustos y evitar que vuelvan a reproducirse

Jesús Hinojosa
JESÚS HINOJOSAMálaga

En ocasiones, los monumentos históricos tienen en la propia naturaleza uno de sus principales enemigos en lo relativo a su correcta conservación. Es lo que le sucede a la céntrica parroquia de Santiago de Málaga que, tras haber sido sometida a una profunda reparación de todo su interior para que recupere el esplendor barroco de siglos pasados, está siendo revisada en lo que a su exterior se refiere. En esa labor ha entrado la retirada de unos arbustos que, con el paso de los años, han crecido en la cúpula de cerámica que remata su campanario.

Según ha podido conocer este periódico, se trata de un pequeño ficus y una higuera que, pese a que fueron cortados años atrás, han vuelvo a crecer al mantener sus raíces bajo la cubierta de esta torre. Para que esto no vuelva a suceder, desde el Obispado, asesorado para esta labor por el arquitecto técnico Pablo Pastor, autor del proyecto de reparación del interior del templo, se ha optado por desmontar y volver a rehacer el cupulín de piezas cerámicas, de forma que se puedan eliminar la totalidad de las raíces de estos arbustos, evitando con ello que vuelvan a reproducirse.

Esta operación ha requerido la instalación de un alto andamio hasta la cubierta de la torre, así como el permiso especial de la comisión de patrimonio de la delegación de la Consejería de Cultura, ya que la iglesia de Santiago está catalogada como bien de interés cultural.

Santiago volvió a abrir al culto el pasado domingo tras unas obras que han saneado y realzado la belleza del interior de este céntrico templo. Han supuesto una inversión de más de un millón de euros, sufragada en parte con una subvención de la Oficina de Rehabilitación Urbana del Ayuntamiento. La obra ha servido para zanjar los problemas de humedades que padecía el edificio.

Más

Fotos

Vídeos