Diario Sur

Costas ayudará a los pueblos afectados para limpiar las playas tras las inundaciones

Restos vegetales arrastrados por la riada en Guadalmar.
Restos vegetales arrastrados por la riada en Guadalmar. / Ñito Salas

La Dirección General de Costas ayudará a los municipios costeros afectados por las inundaciones del pasado domingo a limpiar las playas, que en algunos casos han quedado completamente cubiertas de cañas y restos de vegetación y basura. Los técnicos están todavía evaluando el alcance de los daños y, a pesar de ser una competencia municipal, el organismo estatal entiende que es un problema «extraordinario» y «costoso»; además de que, por razones ecológicas y estéticas, todos los restos deben quedar retirados antes de final de mes. Por ello, Costas activará recursos propios para ayudar a los medios locales. Lo peor se sitúa en la franja entre Fuengirola y Manilva: en municipios como Estepona todas las playas del término han quedado dañadas o cubiertas de restos. A principios de la próxima semana se terminarán las valoraciones técnicas y se decidirán las medidas necesarias.

En la capital se han producido acúmulos, sobre todo en Guadalmar y Arraijanal, además de una inundación en La Misericordia que ha destrozado los módulos de socorrismo y aseo. La concejala de Playas, Teresa Porras, explicó que de la retirada de restos se ocupa Limasa y de hecho ya ha comenzado, aunque aún queda tarea. «Se ha actuado con celeridad, pero si la Junta hubiera limpiado los arroyos habría mucho menos. Nos toca apechugar con lo que otros no hacen a pesar de tener una sentencia ganada», criticó.