'Mi querida cofradía': una fresca comedia para reivindicar el papel de la mujer

'Mi querida cofradía': una fresca comedia para reivindicar el papel de la mujer
Salvador Salas
Crítica de cine

Marta Díaz ofrece una comedia sobre una mujer entregada a su hermandad durante toda su vida y que aspira a ser la hermana mayor frente al candidato tradicional: un hombre

Francisco Griñán
FRANCISCO GRIÑÁNMálaga

Las risas se han apoderado esta mañana del Teatro Cervantes. A cuenta de la Semana Santa. Un escenario de trascendencia religiosa, pero también de grandes contradicciones humanas. Y en esas divinos disparates se apoya la debutante rondeña Marta Díaz de Lope para su debut en la dirección, 'Mi querida cofradía', una comedia sobre una mujer entregada a su hermandad durante toda su vida y que aspira a ser la hermana mayor frente al candidato tradicional: un hombre. Una película fresca que utiliza la ironía y el humor para plantearnos un capítulo más de la esforzada conquista de las mujeres por abrir puertas hasta ahora cerradas.

Lo más llamativo de esta película es que se trata de no solo del primer filme de su directora, sino que se trata de su trabajo fin de carrera en la Escuela de Cine de Cataluña (ESCAC), en coproducción con la productora andaluza La Zanfoña. Y francamente no se nota. Muestra una madurez impropia de una ópera prima y revela el talento de Marta Díaz de Lope para exponer el absurdo, reivindicar el papel de la mujer y no herir sensibilidades. Añadiendo un toque de locura, a la que incluso le habría venido bien algo más de pecaminosa mala uva.

El filme se sirve de elementos muy clásicos como el enredo, el costumbrismo y una excelente plantel de actores para convencer con una comedia que se viene arriba conforme avanza la peripecia de la protagonista que asalta su sueño de dirigir la cofradía envenenando a su oponente para ocupar su lugar. El acierto del casting es absoluto con el primer protagonista para la veterana Gloria Muñoz, que está rodeada por auténticos maestros del humor como Pepa Aniorte, Juan Gea, Joaquín Núñez y una Carmen Flores en estado de gracia. 'Mi querida cofradía' es una comedia agradable y exquisita que no solo depara una historia divertida, sino también un mensaje feminista cargado de inteligencia. Una película con más razón que un santo.

Noticia relacionada

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos