El silencio se instala en Ciudadanos tras las declaraciones de Juan Cassá

El silencio se instala en Ciudadanos tras las declaraciones de Cassá
/ Mari Carmen Sánchez
  • El PP rechaza la inicitaiva de que sea alcalde el candidato del partido de Albert Rivera, mientras el PSOE deja abierta todas las puertas

Mutismo absoluto. Las declaraciones de Juan Cassá en la entrevista publicada hoy en SUR en la que asegura que quiere ser alcalde han generado un terremoto político de tal magnitud que nadie de la formación naranja hará declaraciones a lo largo del día en Málaga. De hecho, se ha suspendido una rueda de prensa que el candidato de la formación naranja había convocado en la puerta de la Casona del Parque. Las afirmaciones de Cassá, que incluso ya había planteado en su negociación con el PP conseguir la Alcaldía a cambio de apoyar a los populares en la Diputación y en los gobiernos de la Costa donde les hace falta los votos de Ciudadanos, han causado extrañeza en los direcciones regional y nacional. El partido de Albert Rivera celebra hoy su comité nacional de pactos, en los que se espera que se den las directrices básicas a la hora de llegar a acuerdos puntuales en cada comunidad autónoma, diputación o ayuntamiento. El alcalde en funciones de la capital ha comentado esta mañana que no tiene sentido que quiera ser regidor el cabeza de lista de la cuarta formación en número de votos. Por su parte, el secretario general del PSOE, Miguel Ángel Heredia, no ha querido valorar esa propuesta, aunque ha dejado abierta la puerta al diálogo con todos porque ha sostenido que los malagueños han votado que quieren cambio. En el mismo sentido se pronunció la candidata socialista, María Gámez, que dijo que empezará a dialogar con todos sin ningún apriorismo, sin cerrar ninguna posibilidad, incluida la de Cassá como alcalde. Mientras, las otras dos fuerzas que han obtenido representación, Izquierda Unida y Málaga Ahora, han mostrado su sorpresa y su extrañeza por la iniciativa de Cassá, que ven muy improbable que se produzca.