El dispositivo de búsqueda del joven desaparecido en Torremolinos utiliza a su perro para recabar pistas sobre Antonio Ortega

El dispositivo de búsqueda del joven desaparecido en Torremolinos utiliza a su perro para recabar pistas sobre Antonio Ortega

El animal fue hallado el domingo y se ha convertido en un valioso efectivo en el dispositivo de búsqueda, que ha continuado este lunes

SUR

Apareció con síntomas de desnutrición y algunas heridas en las patas y el hocico. Ahora Smuki se ha convertido en un valioso efectivo en los dispositivos de búsqueda puestos en marcha para localizar a su dueño, Antonio Ortega, en paradero desconocido desde el 22 de enero. Aún no hay noticias de este joven de 32 años, visto por última vez cuando fue a sacar a su perro en la mañana de aquel lunes, tras salir de su casa en Torremolinos. El animal fue hallado el domingo, casi dos semanas después de su desaparición, cerca del túnel de Churriana, zona por la que se han realizado varias batidas hasta ahora sin éxito. La Policía Nacional, encargada de la investigación, ha utilizado hoy al perro en los intentos por recabar alguna pista sobre Antonio, que necesita medicación y ya lleva catorce días desaparecido.

El dispositivo de búsqueda ha continuado este lunes con la reincorporación del Grupo de Emergencias de Andalucía (GREA). La Policía Nacional ha solicitado la puesta en marcha de un rastreo en el que también han participado agentes de la Policía Local, Bomberos, Infoca y Medio Ambiente, además de voluntarios de Protección Civil de varias localidades limítrofes y efectivos de Emergencias 112. El puesto de mando ha sido ubicado en el centro de control del túnel de Churriana, en la confluencia de la MA-20 con la A-7, donde fue localizado el perro. Allí se están llevando a cabo las labores de coordinación y las reuniones entre los diferentes operativos, aunque los rastreos también tienen lugar en zonas más alejadas debido a la hipótesis de que el perro echara a andar hasta ser encontrado lejos del punto donde podría estar Antonio.

Las batidas también incluyen las zanjas existentes en la zona, muchas tapadas por el barro después de las últimas lluvias caídas, En el dispositivo intervienen unos 40 voluntarios de las agrupaciones de Protección Civil de Alhaurín de la Torre, Benalmádena, Coín, Cártama, Málaga capital, Nerja, Pizarra y Torremolinos, junto con efectivos de Bomberos de Málaga con una unidad especializadas en el rastreo de personas con perros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos