Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
SURtv.esSURtv.es | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

España

04.07.08 - 22:40 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
El PSOE ha iniciado el que quizá sea el Congreso Federal más plano de su historia reciente, el número 37. José Luis Rodríguez Zapatero vivirá un fin de semana triunfal en el que será reelegido como secretario general. Está previsto que salga del encuentro una Comisión Ejecutiva Federal renovada prácticamente en un 50%. En la ponencia general, eso sí, la dirección socialista ofrece alternativas descafeinadas a las enmiendas sobre laicidad, eutanasia y aborto para garantizar un cónclave tranquilo.
El presidente del Gobierno y secretario general socialista ha tomado la palabra esta tarde, con un mensaje optimista sobre España: "Gobernar un país exige estar a la altura de ese país, de las ambiciones y valores de los ciudadanos". Y, para Zapatero, España es "un país en el que se puede y debemos confiar". Como estima que el nivel de España en todos los ámbitos y ambiciones es alto, "nuestro proyecto no es más que continuar construyendo ese país próspero y solidario", resume Zapatero. "Nadie nos ha elegido para quejarnos, sino para que seamos la expresión política de nuestros ciudadanos".
El Gobierno tendrá que "asumir riesgos", pero para eso está, continúa. "No nos podemos permitir el miedo a fracasar, sólo el miedo a no intentarlo y dejar pasar la oportunidad para siempre", ha proseguido. "Eso tratamos de hacer cada día, en cada proyecto, con humildad y constancia. Pecar de optimismo respecto a las posibilidades es pecado venial; el pecado mortal es ignorar nuestras propias fuerzas y virtudes, apartarse junto al camino y decir que no se puede. Y nosotros no vamos a cometerlo nunca".
En definitiva, según Zapatero, "ser optimistas es algo más que un acto de racionalidad, es una exigencia moral. Nuestro proyecto nace de la gente común, de sus valores y esperanza. Nos parecemos a España". Y, en consonancia con su argumentación, Zapatero ha querido dejar claro que el Gobierno no va a realizar recortes sociales, sino que los va a incrementar en la medida en la que pueda. "Da igual el momento económico que tengamos", ha exclamado.
"Respetamos que España es de todos"
"Ganamos porque confiamos en España y en su futuro, también porque respetamos que España es de todos", ha afirmado Zapatero en una frase aunando su proclamación de respeto a la diversidad y su confianza en la economía. Por si acaso, ha rematado su intervención buscando también el optimismo de los delegados. "A trabajar, y también conviene que consumáis", ha dicho al final de su discurso.
Un deseo, el del consumo, que ya expresaba esta misma semana el vicepresidente económico, Pedro Solbes, cuando aseguraba que el hecho de que ganara la selección española la Eurocopa podría influir favorablemente en la economía porque la alegría incita al consumo.
Zapatero ha hecho un repaso de sus políticas económicas y sociales, y se ha detenido en mencionar las pensiones o las medidas de fomento de la natalidad como el pago de 2.500 euros por hijo y la ampliación de permiso de paternidad. "Unos se apropian de la familia y otros somos los que apoyamos de verdad a la familia", subraya. Asimismo, ha arrancado aplausos al citar el logro social del matrimonio gay.
El líder socialista, que ha dedicado buena parte de su tiempo a criticar a los 'populares', dijo de ellos que "siempre que crece menos la economía hablan de que hay que flexibilizar el mercado de trabajo" para que "los que tienen menos ingresos tengan menos seguridad y menos derechos".
El diálogo con ETA "ya no es posible"
El jefe del Ejecutvio ha abordado muchos otros temas, y al hacer balance de su gestión al frente del PSOE en los últimos cuatro años, ha asegurado que afrontó "convencido y esperanzado" el proceso de paz en el País Vasco, un proceso que ha dicho que "ya no es posible" intentar. "Fueron nuestros valores de paz, diálogo y respeto a la legalidad los que nos guiaron durante el intento del proceso de paz", ha añadido antes de subrayar que la obligación de los socialistas era intentarlo y hacerlo "convencidos y esperanzados. Merecía la pena", pero "ya no es posible", ha recalado.
Al inaugurar el congreso, el secretario de organización, José Blanco, ha tenido unas palabras de homenaje para el ex concejal socialista de Arrasate-Mondragón Isaías Carrasco, asesinado por ETA el pasado 7 de marzo, como también ha hecho Zapatero más adelante. Blanco también ha recordado a Alfonso Perales, fallecido hace un año y medio.
Asimismo, Blanco ha arremetido contra el principal rival político, el PP, a quien ha acusado de dejar siempre "abierto el camino al monte" cuando realiza un viaje al centro, que el socialista no se cree, a la vez que dudaba del último congreso 'popular', del que a su juicio salió "exactamente nada".
Los socialistas se enfrentan a este cónclave, según han reiterado en las últimas semanas sus dirigentes, con el fin de hacer un congreso "útil para España" y "seguir siendo el motor del cambio". Para ello, también quieren variar su discurso político para mostrar que el partido "cambia a la misma velocidad que la sociedad". Su objetivo es "seguir siendo el partido que más se parece a España", y abordarán temas como la eutanasia o el aborto, aunque según algunas voces internas de forma demasiado tibia.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios

Busco trabajo

Primer empleo

Buscar
Sólo entra en Facebook y haz 'me gusta'
Vocento
SarenetRSS