Un zepelín para el Museo del Grabado

La creadora muestra su producción dentro del ciclo '12 meses, 12 artistas' que sirve para conmemorar el XX Aniversario del recinto

NIEVES CASTROMARBELLA.

Un zepelín suspendido en el aire firmado por la artista Esther Melguizo es la obra que ha sido apadrinada por el Museo del Grabado este mes de febrero dentro de la actividad '12 meses, 12 artistas', una de las iniciativas que sirven para conmemorar el XX Aniversario de la pinacoteca a lo largo de este año, y gracias a la cual la actividad creadora local será más visible. No en vano, cada mes se presentará un grabado encargado a un artista vinculado al recinto museístico y a su entorno, tal y como explicó en su día la concejala de Cultura, Carmen Díaz.

Tras el grabado de Ana Matías en enero, le ha tocado el turno a otra artista relacionada con la pinacoteca. Melguizo, licenciada en Bellas Artes por la Universidad de Granada, no solo adquirió formación en uno de los talleres organizados en la pinacoteca en 2005, sino que dos años más tarde saborearía las mieles del éxito al ser seleccionada en aquella edición de los Premios Nacionales del Grabado.

La presentación de la obra corrió a cargo de Díaz y el responsable del museo, Germán Borrachero, además de la propia artista, quien explicó que se trata de una estampa que se encuentra en la línea de trabajo que está desarrollando en estos momentos. «Entre aguatinta y aguafuerte», subrayó la creadora que trabaja en el Taller Con Tinta Roja de Marbella. «Se trata de un zepelín suspendido y viene a representar una búsqueda de horizontes perdidos», concretó.

De cada una de las obras que se presenten se editarán 50 ejemplares y al finalizar el año se recopilarán en una carpeta, de la que un ejemplar pasará a formar parte de los fondos del museo. El resto saldrá a la venta, tanto de forma conjunta como individual.

Fotos

Vídeos