Un malagueño, invitado por Huawei para conocer la tecnología del futuro en China

Ricardo Holthausen Bermejo fotografiado en su viaje por China./SUR
Ricardo Holthausen Bermejo fotografiado en su viaje por China. / SUR

Ricardo Holthausen es el único malagueño entre los diez españoles seleccionados que pasaron dos semanas entre las ciudades de Beijing y Shenzen

BORJA GUTIÉRREZ

El futuro no se espera, se trabaja. Y en el mundo son varias las ciudades donde se están encargando de diseñar la sociedad de las próximas décadas o siglos. China, en sus núcleos más avanzados, es pionera en investigación tecnológica. El estudiante malagueño de Ingeniería Informática, Ricardo Holthausen Bermejo (24 años), comprobó de primera mano esta coyuntura, al ser uno de los diez elegidos entre miles de candidatos españoles que optaron a las becas de la multinacional Huawei.

«Lo que más me ha impresionado es la dimensión del país, no somos conscientes de los grande que es. En Pekín viven 22 millones de personas, la mitad que en toda España. Estabamos una hora en metro y no salíamos del norte de la ciudad. Nunca había estado allí y me sorprendió. Utilizan mucho más la tecnología que nosotros en España, se puede pagar con móvil igual que aquí, pero todos lo hacen. Utilizan un QR para pagar, pocos llevan monedero. Son zonas de total vanguardia», describe Holthausen (apellido alemán de uno de sus progenitores) ya de vuelta del viaje.

Es de Rincón de la Victoria y el próximo año cursará cuarto de Ingenieria Informática en la Universidad de Málaga tras graduarse en Psicología. Hace menos de dos meses, recibió la oferta de este viaje a través del campus virtual de la UMA y decidió presentarse al ver que reunía todos los requisitos: «Pedían estudiantes de segundo o tercero, con alto nivel de inglés y demostrar inquietud para aprender». Sobre lo último, tuvo que grabarse en vídeo para convencer al comité de selección.

Partió el pasado 7 de julio. Han sido dos semanas, la primera en Beijing y la segunda, en Shenzen. Hicieron un curso acelerado sobre el idioma y cultura general china, con visitas a la 'Ciudad prohibida' o la Gran Muralla: «Aprendí lo básico, los saludos y preguntar el precio de las cosas», explica entre risas.

Ricardo Holthausen junto con el resto de compañeros de viaje.
Ricardo Holthausen junto con el resto de compañeros de viaje. / SUR

También valoraban el expediente académico, pero menos. Quizás más la implicación en diferentes proyectos. En el caso de Ricardo, pertenece como adjunto en un grupo de investigación sobre bioinformática en el Parque Tecnológico de Málaga desde final de 2017, es decir, programas para analizar datos sobre el ADN, por ejemplo.

«En principio estaba interesado en el contenido del curso, que trató sobre las redes 5G y las tendencias del futuro; pero disfruté mucho conociendo el país. También aprecio la experiencia de poder estar durante dos semanas con grandes talentos de España y otro países como Barhein o Noruega», dice Ricardo.

Quiero dedicarme al Data Science (la ciencia de los datos)

«Tengo en mente moverme, fuera de Málaga y fuera de España, para conseguir experiencias. Acabar la carrera y trabajar hasta donde pueda en el equipo de investigación y en mi formación. En cuanto a un área concreta, tengo claro que quiero dedicarme al Data Science and Advanced Analytics (la ciencia de los datos), es decir, la capacidad de conseguir conclusiones de una gran cantidad de datos», reflexiona el rinconero, que no tiene miedo a la gran competencia que existe en su campo: «Si te gusta y eres bueno, da igual la competitividad, siempre consigues hacer lo que se te da mejor».

Temas

Huawei

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos