Fallece Javier 'Caballito' García, clave en el ascenso del Caja de Ronda a la Liga ACB

Javier García García, en una entrevista durante su etapa en el Caja San Fernando./
Javier García García, en una entrevista durante su etapa en el Caja San Fernando.

Tenía 61 años y jugó una temporada en el equipo malagueño

Juan Calderón
JUAN CALDERÓN

Jugó sólo una temporada en el Caja de Ronda, pero fue un hombre clave para que el Unicaja emprendiese su largo camino en la Liga ACB. Hoy trascendió el fallecimiento de Javier 'Caballito' García (Madrid, 1958) a los 61 años de edad, sin que se haya informado de las causas de su muerte.

Formado en la cantera del Estudiantes, García llegó a Málaga en la temporada 1986-1987 cuando el Caja de Ronda militaba en la segunda categoría nacional. El escolta en un consumado anotador y fue clave en el ascenso del equipo a la élite de la mano del técnico Arturo Ortega, ahora conocido agente de jugadores. El analista de SUR, José María Martín Urbano, director técnico del equipo malagueño en aquella época lo recuerda así. «Es una auténtica pena. Era un jugador muy inteligente y al que le encantaba el baloncesto. Tenía una personalidad muy marcada, como todos los que se han formado en la cantera del Estudiantes. Al tratarse de un anotador puro, fue fundamental para que consiguiésemos el ascenso a la Liga ACB aquella temporada«, explica.

Tras dejar el Caja de Ronda, Javier García volvió a ascender, esta vez con el Caja San Fernando, equipo en el que militó durante cuatro temporadas. Se retiró en 1992 en las filas del Collado Villalba, en el que luego trabajó en la dirección del club. En 2016 explicaba en una entrevista a Javier Ortiz Pérez que padecía un cáncer de laringe, aunque no se ha confirmado que esta enfermedad haya sido la causa de su muerte. «La verdad es que fui evolucionando. Al principio era habilidoso, técnico. Luego ya fui más de tirar cuando pasé al profesionalismo y quedé como un triplista. Mido 1,86 y entiendo que hoy en día sería complicado, pero era sobre todo un escolta, aunque también podía ejercer como base. Hay algo que me caracterizó: en el 90% de los equipos en los que estuve fui titular», explicaba en esta entrevista.