Málaga invierte la tendencia nacional y gana un 10% de cruceristas hasta abril

Crucero 'Sun Princess', atracado en el Puerto de Málaga./SUR
Crucero 'Sun Princess', atracado en el Puerto de Málaga. / SUR

El Puerto se consolida como el segundo de la Península en movimiento de pasajeros, tras el de Barcelona, que pierde un 11% de viajeros

Pilar Martínez
PILAR MARTÍNEZMálaga

El Puerto de Málaga se desmarca de la tendencia nacional de bajada de cruceristas. Frente a un descenso global de un 1,4% de pasajeros en estas infraestructuras, la de la capital de la Costa del Sol cierra el primer cuatrimestre con un 10% más de viajeros. De enero a abril, Málaga sumó 115.653 cruceristas, lo que supone un 10,6% más en comparación con el mismo periodo de 2018, y recibió 53 cruceros, ocho más que en ese periodo del año anterior, según los datos de Puertos del Estado. Una evolución que le consolida como segundo puerto de cruceros más importante de la Península y que le distancia de sus competidores más directos que son Cádiz y Valencia.

En este sentido, el informe de este organismo apunta que por detrás del recinto malagueño se coloca el de la bahía gaditana, con 94.734 cruceristas, lo que supone un descenso del 16%, y 73 buques, es decir, ocho menos. Con similar tendencia presenta sus resultados Valencia, que cierra el cuatrimestre con 90.434 cruceristas, un 9,5% menos, y 76 barcos, uno menos. Ambas infraestructuras mantenía en los últimos años un ritmo de crecimiento mayor que el de la capital de la Costa del Sol, llegando el de Cádiz a pisar los talones a Málaga. Ahora se invierten las tornas. Sin embargo, el panorama general constata un frenazo en este segmento. Y es que los puertos españoles registraron 2,76 millones de cruceristas en el primer cuatrimestre del año, lo que supone un 1,38% respecto al mismo periodo de 2018. Puertos del Estado reveló que recalaron 1.131 cruceros, 102 navíos menos, en comparación con hace un año, un 8,27% menos. Pese a ello, los cruceristas supusieron un 29,7% del total de pasajeros registrados en los cuatro primeros meses del año en el conjunto de los puertos españoles.

Sin embargo, uno de los meses estrella para esta industria como es abril remarcó este enfriamiento. Y es que en dicho periodo, los recintos portuarios recibieron a 968.365 cruceristas, lo que supone una caída del 10% respecto al mismo mes del pasado año. El número de buques alcanzó los 450, es decir, 71 menos que en abril de 2018. Una situación que pasó factura a Barcelona con 552.924 cruceristas en los cuatro primeros meses del año, un 11,14% menos.

En este periodo recibió 161 cruceros, dieciséis más que en el primer cuatrimestre de 2018. De los puertos insulares, también el de Santa Cruz de Tenerife, con 548.689 pasajeros hasta abril, registró un aumento del 6,2%, con la llegada de 235 cruceros en los cuatro primeros meses del año, 41 menos que hace un año. Por contra, el Puerto de Málaga ha superado su mes álgido con buenos resultados, un colchón clave para compensar los meses de temporada baja, que coinciden con el verano. El reto es superar el medio millón de cruceristas en este ejercicio.