Deloitte cifra la inversión hotelera en Andalucía hasta 2023 en 1.415 millones para 65 nuevos negocios

Presentación del informe. /SUR
Presentación del informe. / SUR

Confirma el tirón de la Costa para los inversores y destaca la apuesta de importantes cadenas internacionales en proyectos como el W Marbella, el Vincci Larios Málaga, Ikos Andalusia y la recuperación del Don Miguel

Pilar Martínez
PILAR MARTÍNEZMálaga

Ni la desaceleración ni el auge de las viviendas turísticas, que en la Costa del Sol ya duplican en su oferta a la de hoteles, frena a los inversores hoteleros. Un informe realizado por Deloitte, en colaboración con la Cátedra Peñarroya de Turismo Costa del Sol, de San Telmo Business School, cifra en 1.415 millones la inversión prevista en Andalucía para el 2023 para 65 nuevos hoteles, que inyectarán cerca de 8.226 habitaciones, de las que el 33% son de nueva apertura y el 67% de reformas.

En este estudio, en el que también se hace un repaso a los indicadores hoteleros de la región del pasado año, se confirma el tirón de la Costa del Sol para los inversores, destacando la apuesta realizada ya por las principales cadenas internacionales en nuevas aperturas y recuperación de establecimientos emblemáticos. Así señala el proyecto de W Marbella, un cinco estrellas Gran Lujo, que será el cuarto hotel de la cadena W en España, tras los de Barcelona y Madrid y el que abrirá este año en Ibiza, y que contará con 240 habitaciones y una inversión de 300 millones de euros. También recoge el de Vincci Larios Málaga, un cuatro estrellas, en una ubicación privilegiada del Centro Histórico, como es la calle Larios y el edificio que acogió en sus inicios los Almacenes Rodrigo, y que contará con 46 habitaciones. A ellos suma el Ikos Andalusia, un complejo en Estepona de todo incluido de lujo, con cinco estrellas, y que será el primer hotel de la cadena griega en España y en el que se invertirán cerca de 150 millones de euros con el fin de reformar integralmente el hotel Costa del Sol Princess, adquirido por este grupo, que lo dotará con 400 habitaciones. Y no olvida la recuperación del buque insignia del hotel Don Miguel, en un cinco estrellas en Marbella, tras una inversión de cerca de 70 millones de euros para rehabilitar estas instalaciones para posicionarlas como un resort de alta gama familiar, que contará con 486 habitaciones.

En la presentación, José Antonio Farfán, socio de Deloitte, aseguró que «Málaga y la Costa del Sol demuestran una robustez extraordinaria a nivel de atracción de turistas e inversión hotelera. No obstante, se empiezan a notar signos de desaceleración en relación con la tendencia reciente de los últimos años». Además, advirtió de que «el incremento en el gasto medio por turista será un aspecto clave para mantener los volúmenes de negocio actuales, y para ello va a ser necesario seguir invirtiendo en mejoras, tanto de la infraestructura hotelera como en digitalización y mejora de servicios».

En este sentido, expusieron que los principales indicadores hoteleros muestran que la Costa del Sol continúa incrementando de una manera sostenida sus tarifas, dada su oferta de calidad y el esfuerzo en el reposicionamiento de la oferta en los últimos años. «La región cuenta con 465 hoteles, un 3,3% más, y 40.969 habitaciones, un 1,1%, manteniendo unas cifras en crecimiento interanual y una estancia media en 3,76 días por turista», detallaron. A ello añaden que Málaga se consolida como un destino urbano de primera calidad, acercándose a grandes capitales como Madrid, Barcelona o Valencia.

En el informe, Deloitte ha advertido de que la edad media de la plaza hotelera en Andalucía ha decrecido un 8% en 2018, alcanzando una edad media similar a la de España, 8,6 años, en sintonía con la media de España, que es de 8,73 años. «Esta edad media muestra una plaza hotelera aún obsoleta, considerando que un hotel se encuentra en estado saludable entre los 0-5 años desde apertura o última reforma», precisaron, para apuntar que Deloitte estima, como uno de los principales asesores en el sector hotelero a nivel internacional, que se necesita una fuerte inversión en bienes de capital (CapEx) de reforma o reposicionamiento facial para mejorar el estado actual del hotel y con ello reducir la mencionada edad media. «Según el estado actual de la plaza hotelera en Andalucía, sería necesaria una inversión aproximada de 504 millones de euros para el periodo 2018-23, que representa un 20% del total necesario para la plaza hotelera española, de 2.500 millones de euros», detallaron.

Este informe, que además destaca que ya se notan los primeros síntomas de desestacionalización, se enmarca en los objetivos de esta Cátedra de Turismo de ofrecer «la información de aquellos temas críticos para tener un buen conocimiento y hacer un buen diagnóstico de lo que está pasando en España y en el mundo para poder tomar decisiones estratégicas y estructurales para sus empresas, de la mejor forma posible», afirmó Eduardo Olaya, director de la Cátedra Peñarroya de Turismo Costa del Sol. De estreno con este estudio, aseguró que la idea es hacer dos o tres sesiones similares cada año, informativas, sobre las principales tendencias para complementar los servicios que ofrece la Cátedra a los protagonistas del turismo.