Ocurrió hace 30 años: El incendio de un tanque de Campsa, el principio del Parque de Huelin

Ocurrió hace 30 años: El incendio de un tanque de Campsa, el principio del Parque de Huelin

El incidente derivó en protestas vecinales y en el desmantelamiento del recinto. La mayor parte de los depósitos almacenaban gasolina y queroseno para abastecimiento del aeropuerto

José Manuel Alday
JOSÉ MANUEL ALDAY

El incendio declarado en un depósito de Campsa en noviembre de 1988, hace ahora justo treinta años, fue el detonante para que el recinto en el que la empresa estatal petrolera mantenía 39 grandes tanques de combustible fuera definitivamente desmantelado y diera lugar a lo que hoy es el Parque de Huelin. Dos años después de aquel episodio que movilizó a la población y a toda la clase política malagueña, el Ayuntamiento de Málaga y Campsa firmaron un acuerdo histórico por el que la compañía petrolera se comprometía a desmantelar sus depósitos de combustible de la barriada de Huelin en un plazo máximo de dos años, eliminando la conducción de combustible por el subsuelo de la ciudad y suprimiendo su carga y descarga a través del puerto. El convenio supondría para Málaga la liberalización de 70.000 metros cuadrados de terrenos de zona verde en uno de sus distritos más poblados, junto al mar, al lado del entonces futuro paseo marítimo de Poniente.

El incendio en uno de los tanques de las instalaciones que Campsa tenía en Huelin se produjo en la madrugada del 23 de noviembre de 1988 y provocó una gran alarma al estar las instalaciones rodeadas de viviendas.

Protestas de vecinos pidiendo el desmantelamiento del recinto de Campsa.
Protestas de vecinos pidiendo el desmantelamiento del recinto de Campsa. / Fotos Salas

El fuego afectó a un tanque de fuel y los vecinos fueron los que dieron la voz de alarma al ver salir llamas del enorme depósito, que quedaría completamente deformado. Policía, Proteccioón Civil y bomberos permanecieron toda la madrugada en alerta hasta que los servicios de extinción lograron finalmente neutralizar el fuego. El incendio puso de manifiesto la ineficacia de los sistemas de seguridad y detección de fuego con que contaba la factoría. Las contradicciones existentes entre directivos de la compañía sobre el caso, lejos de tranquilizar a la opinión pública, evidenciaron la vulnerabilidad de estas instalaciones ante un hecho como el ocurrido y en el que tuvieron que ser los vecinos de los edificios próximos a las instalaciones los que dieran la voz de alerta ante la existencia de fuego en la factoría.

Los empleados de Campsa no permitieron inicialmente la entrada de bomberos y policías al recinto

Las instalaciones de Campsa se encontraban totalmente rodeadas de edificaciones y en una de las zonas de mayor densidad de población de la ciudad, por lo que su traslado fuera del casco urbano era una de las principales reivindicaciones de la ciudad, junto al desmantelamiento de las instalaciones de Repsol y Butano.

Además de cuestionar las medidas de seguridad, el Ayuntamiento expresó su intención de pedir responsabilidades por la actitud mantenida por empleados de Campsa aquella noche al no permitir inicialmente la entrada al recinto de bomberos y policías. La Policía Nacional presentó incluso una denuncia por obstrucción a la autoridad por este motivo.

Información publicada por SUR el 25 de noviembre de ese año.
Información publicada por SUR el 25 de noviembre de ese año.

Los vecinos de Huelin y de la zona próxima a las instalaciones de Campsa no dejaron de manifestarse a partir de entonces para solicitar el desmantelamiento de los depósitos. Las causas que originaron el incendio del tanque número catorce de los 39 que tenía Campsa en Huelin se debió a un fallo en el sistema de calentamiento eléctrico del depósito, como consecuencia de un cortocircuito o debido a una deficiencia en el termostato regulador de la temperatura de calentamiento. El fuego pudo ser sofocado y el tanque enfriado sin que se extendiera al resto de los depósitos, aunque si hubiese almacenado gasolina, las consecuencias hubieran sido mucho más graves al arder con más facilidad que el fuel, por lo que es muy probable que por simpatía hubieran explotado otros tanques, según se dijo entonces. La mayor parte de los depósitos de Campsa almacenaban gasolina y queroseno para abastecimiento al aeropuerto. En los terrenos liberados se construyó el Parque de Huelin, que sería inaugurado en 1999.

 

Fotos

Vídeos