Pacientes con alzhéimer leve recibirán consejos a través de su televisión para mejorar su calidad de vida

Pacientes con alzhéimer leve recibirán consejos a través de su televisión para mejorar su calidad de vida
Migue Fernández

Investigadores de Málaga participan en un estudio europeo que comprueba la eficacia de una plataforma digital instalada en los televisores de los enfermos

Ángel Escalera
ÁNGEL ESCALERAMálaga

Un aparato de televisión puede servir, además de para ver los programas que emiten las distintas cadenas, para dar consejos y mejorar el control de la medicación que toman pacientes en la fase inicial del alzhéimer que viven en sus casas y que no tienen un cuidador con ellos todo el tiempo. El objetivo es mejorar la calidad de vida de esa personas y lograr una mayor adherencia a los tratamientos. Eso es lo que se busca con el proyecto de investigación TV-AssistDem, en el que participan profesionales de la unidad de gestión clínica de salud mental del Hospital Regional de Málaga (antiguo Carlos Haya) y del Instituto de Investigación Biomédica de Málaga (Ibima). En cada aparato de televisión se instala un dispositivo digital y una cámara web. Todo es controlado por profesionales.

Este estudio, en el que van a participar 100 pacientes de la provincia de Málaga a partir de octubre, ha sido presentado este viernes, con motivo del Día Mundial del Alzhéimer. Durante 12 meses se hará un seguimiento de los enfermos y se comprobará si la plataforma de salud instalada en sus televisores consigue darles mayor autonomía y mejorar su calidad de vida. Mediante ese sistema se pretende, además de verificar que los pacientes se toman bien el tratamiento farmacológico, facilitar el contacto con los cuidadores y los profesionales sanitarios, estimular las capacidades congnitivas, reducir el declive funcional, promover hábitos saludables, fomentar el contacto social y aliviar la carga del cuidador

En la presentación han estado el coordinador del proyecto, psiquiatra del Hospital Regional de Málaga y responsable del grupo de investigación de salud mental del Ibima, Fermín Mayoral; el neurólogo responsable de la unidad de demencia del centro hospitalario, Tomás Ojea, y la presidenta de la Asociación de Familiares de personas con Alzhéimer y otras demencias de Málaga (AFA), Paloma Ramos. El hospital malagueño es el coordinador europeo y seleccionará a los enfermos en colaboración con atención primaria y otros centros de la provincia de Málaga para este ensayo clínico.

Para este estudio se busca a personas de 60 o más años que estén en una etapa inicial del alzhéimer, que vivan en su propio domicilio y tenga a su cargo la medicación que les han prescrito. Los interesados en participar pueden llamar a los teléfonos 671 594 101 y 647 702 246. El proyecto consiste en el desarrollo y validación de una plataforma de salud a través de la televisión para el apoyo de las personas con problemas de memoria.

Entre otras cuestiones, en el televisor del paciente, gracias al sistema digital instalado, hay un calendario de citas, un álbum con fotografías e imágenes (sus recuerdos), ejercicios cognitivos, información de recursos sanitarios útiles e, incluso, la opción de hacer y recibir viodellamadas, ha explicado Fermín Mayoral. Este experto ha recalcado que la finalidad principal de este proyecto es mejorar la calidad de vida de los pacientes y de sus familiares.

Por su parte, Tomás Ojea se ha congratulado de la aplicación de la tecnología en beneficio de los enfermos de alzhéimer. «Esta es una idea fantástica que puede ayudar a los pacientes de una forma práctica», ha señalado y ha indicado que los familiares juegan un papel clave para apreciar los síntomas iniciales de una demencia y llevar al afectado al médico para obtener un diagnóstico precoz. Según ha dicho, en la provincia de Málaga hay unas 25.000 personas con demencias.

Paloma Ramos, en nombre de las asociaciones de familiares de pacientes de alzhéimer y otras demencias, ha puesto de manifiesto que cada vez se diagnostica esa patología en personas con menos de 65 años, lo que ha supuesto que la edad media de cuidados de los pacientes haya pasado de siete a 15 años. En el 98 por ciento de los casos, los enfermos son cuidados por una mujer de su familia, ha dicho Paloma Ramos, que recalcado la importancia de diagnosticar el alzhéimer de forma precoz para retrasar el avance de la enfermedad.

 

Fotos

Vídeos