'Reventure': un videojuego 'indie' malagueño en el top ventas mundial

Javier Cepa, fundador del estudio Pixelatto. /Germán Pozo
Javier Cepa, fundador del estudio Pixelatto. / Germán Pozo

El estudio Pixelatto está detrás de este título para PC de marcada estética 'retro', convertido en fenómeno viral tras las alabanzas de varios 'youtubers' famosos

Nuria Triguero
NURIA TRIGUERO

No tiene unos gráficos apabullantes. Tampoco un gran estudio ni una megacampaña de marketing detrás. A los no iniciados les parecerá un juego antiguo, con sus píxeles gigantes y su banda sonora estilo 'arcade'. Sin embargo, 'Reventure', un videojuego para PC desarrollado por el estudio malagueño Pixelatto, se ha aupado en su lanzamiento al 'top ventas' mundial de Steam, la plataforma de referencia para juegos para ordenador. Y lo ha hecho a golpe de reseñas entusiastas, tanto de jugadores anónimos como famosos – caso de El Rubius, Álex El Capo o Forsen–. Ayer, tras sólo dos días a la venta, acumulaba ya miles y miles de descargas, la mayoría procedentes de Estados Unidos y China, y se situaba entre los tres títulos más vendidos del citado portal.

'Reventure' es el primer videojuego que lleva el sello de Pixelatto, un pequeño estudio fundado hace cuatro años en Málaga. Su socio fundador, Javier Cepa, se reconocía ayer «desbordado» por la calurosa acogida que está cosechando su criatura. «Nunca me habría imaginado algo así. Somos un estudio 100% independiente, obviamente sin presupuesto para marketing, y el juego no es de los que entran por los ojos, así que lo que está pasando es todavía más increíble», confesaba.

Como muestra de la pasión que ha despertado en la comunidad este videojuego de marcada estética 'retro', así lo califica una de las decenas de reseñas de la plataforma Steam: «Probablemente el mejor juego que he probado. Adictivo, sorprendente y maravilloso. Simplemente maravilloso. Que ese mundo de píxeles gigantes no te engañe. Mil referencias a situaciones épicas de otros juegos. Ingeniosamente sorprendente».

El juego de los cien finales

'Reventure' es, según lo define su propio padre, «una carta de amor a otros videojuegos». Y es que contiene innumerables referencias a títulos que harán las delicias de los 'frikis' del género. De hecho, en su inicio fue concebido como una cariñosa parodia de aquellos míticos juegos de aventuras –'The legend of Zelda'– en los que el protagonista puede cargar en un pequeño zurrón con decenas y decenas de objetos. Javier Cepa lo ideó para participar en Ludum Dare, una competición 'on line' en la que el reto es diseñar un videojuego en 48 horas. Tanto gustó –se quedó en tercera posición del concurso– que siguió puliéndolo en su tiempo libre y ha acabado convirtiéndose en el primer producto con el sello Pixelatto.

'Reventure'

Argumento.
Es un homenaje cargado de humor a los juegos míticos de aventuras. Un héroe llamado Tim recorre escenarios cargados de peligros para rescatar a su princesa, pero a veces tiene accesos de locura.
Plataforma.
PC.
Descarga.
2,99€ en Steam .
Autor.
Es la primera obra con el sello del estudio Pixelatto, liderado por Javier Cepa. Ingeniero industrial de formación, este cántabro afincado en Málaga de 33 años es profesor del máster de videojuegos de la UMA y uno de los fundadores de Málaga Jam.

El humor, un humor gamberro y repleto de claves dirigidas a un público cómplice, es quizá la cualidad más característica de 'Reventure', sin olvidar sus cien –sí, cien– finales distintos, que se han convertido en su tarjeta de presentación.

En medio de la euforia, Javier Cepa va haciéndose consciente de que este proyecto nacido como un divertimento le va a permitir cumplir el objetivo con el que montó su estudio hace cuatro años: trabajar exclusivamente en proyectos propios. Dispuesto a no dejar pasar la oportunidad, ya prepara la traducción de 'Reventure' a nuevos idiomas –ahora está disponible en cinco: español, inglés, chino, japonés y alemán– y trabaja en el lanzamiento de nuevos videojuegos que seguirán la misma filosofía: entrar más por el corazón que por los ojos. «No podemos competir en gráficos con los presupuestos millonarios de los grandes estudios, pero sí podemos plantar batalla apostando por un buen diseño de producto», resume.