Extra Formación

«En San Telmo queremos convertir la Costa del Sol en una referencia del sector turístico internacional»

«En San Telmo queremos convertir la Costa del Sol en una referencia del sector turístico internacional»
Entrevista a Antonio García de Castro, director general del Instituto Internacional San Telmo

El Programa de Perfeccionamiento Directivo (PPD) del Instituto Internacional de San Telmo se ha convertido en un referente en el sector, ¿en qué consiste y qué resultados ha obtenido desde su implantación?

Como su nombre indica, se trata de un programa de perfeccionamiento, no de formación, porque las personas que participan en este programa ya cuentan con una amplia trayectoria empresarial. Por ello, lo que pretendemos desde el Instituto Internacional de San Telmo es ayudarles en aquellas áreas con las que no han tenido una experiencia directa durante muchos años. Esto les proporciona, al final del programa, una visión global de la empresa.

Como nos dicen muchos empresarios que mandan a sus colaboradores al PPD, tras su finalización cuentan con un directivo más completo y actualizado, que entiende mejor a los compañeros de otras áreas, lo que igualmente mejora su colaboración y coordinación. En definitiva, es un programa que ayuda a muchas empresas pequeñas a crecer gracias a la visión global de sus directivos.

¿Solo está enfocado a pequeñas empresas?

No. Lo cierto es que vienen muchas empresas pequeñas, que son la mayoría que tenemos en Andalucía, para que les ayudemos a desarrollarse. Pero también vienen directivos de medianas empresas a las que del mismo modo ayudamos a seguir creciendo.

Otro de los programas más populares con los que cuenta el Instituto Internacional de San Telmo es el de Alta Dirección AD-1, ¿qué distingue a esta formación?

Este es un programa muy especial para nosotros porque fue con el que empezamos en el año 1982. En sus 36 años de andadura, ha contado con la participación de más de 2.000 empresarios y altos directivos de toda Andalucía y Extremadura, y es el único programa que existe en la región donde los participantes son todos presidentes o directores generales de las empresas. Por lo tanto, la principal característica es que los alumnos son los empresarios y directivos que están ocupando los puestos de máxima responsabilidad en las principales empresas e instituciones andaluzas y extremeñas. También destaca porque fomenta mucho la relación entre los participantes y crea un importante vínculo.

Asimismo, desde el punto de vista académico tiene la particularidad de que todos los temas son tratados desde la perspectiva de la alta dirección. No queremos hacerles expertos en las diferentes áreas, sino dotarles del conocimiento necesario para tomar las mejores decisiones como altos directores.

Se trata de un programa con más de 35 años de andadura, ¿se ha adaptado esta formación a lo largo de los años a las nuevas realidades?

Por supuesto. En el Instituto Internacional de San Telmo empleamos el método del caso, por lo que todos los años nuestros programas se adaptan ya que los retos de las empresas son distintos. No es lo mismo la empresa del 82 a la del 2018. Este simple hecho hace que la actualidad sea constante. Pero es que además los temas que se abordan y las decisiones que tienen que tomar, también se van actualizando cada edición. Cuestiones como la transformación digital, internacionalización, mejora continua o la innovación disruptiva son algunas de los puntos a los que se enfrentan las principales empresas. Por lo tanto, al ver casos reales, nuestros alumnos están totalmente actualizados.

¿Qué beneficios tiene la metodología del caso?

Si se hace bien, es decir, que sean casos actuales, que los autores sean los propios profesores y que además pueda participar el protagonista del caso, este método consigue que el intercambio de experiencias entre todos los participantes sea de máxima actualidad y muy profundo, por lo que es la mejor metodología para este tipo de experiencias. También mejora y aumenta las capacidades directivas de los participantes, y transmite muchísima sabiduría práctica, porque están tanto las mejores prácticas de las empresas, como algunas malas prácticas que ayudan a mejorar a los empresarios cuando analizan el caso real. Todo esto mejora la autoestima de los participantes y repercute positivamente en su capacidad para tomar las decisiones más acertadas al terminar el programa.

Una de las señas de identidad del Instituto Internacional San Telmo es su red de antiguos alumnos, ¿qué aporta esto a sus estudiantes?

Para nosotros esto es básico. En San Telmo tenemos más de 11.000 alumnos en todo el mundo, de los cuales más de 6.000 están en Andalucía y 1.500 en la provincia de Málaga. Entre ellos intercambian experiencias, aprenden unos de otros, hacen negocios, etc. Todo esto da lugar a empresas mucho más competitivas gracias a esta red de contactos no solo locales o regionales, sino también internacionales.

Precisamente la internacionalización es otro de los pilares del centro, ¿qué estrategias se están llevando a cabo en este sentido?

En el año 2007 teníamos como mercado Andalucía y Extremadura. Con la crisis vimos que, como ocurrió en la depresión del 92, iban a desaparecer empresas en la región, algo que finalmente ocurrió. No obstante en este sentido es importante destacar que, mientras que desaparecieron el 25% de las empresas andaluzas y extremeñas, solo se perdieron el 2,5% de las organizaciones de antiguos alumnos del Instituto Internacional de San Telmo, lo que demuestra que tener un equipo directivo formado hace que las empresas sean más competitivas y puedan aguantar una crisis. Por nuestra parte en el centro comenzamos la internacionalización, eligiendo primero nuestro departamento de empresas agroalimentarias porque ya éramos un referente y queríamos posicionarnos a nivel nacional. Después fuimos realizando programas a la medida de empresas de otros sectores en todo el territorio y comenzamos a dar el salto fuera de nuestras fronteras para convertirnos en un referente a nivel mundial. De hecho estamos haciendo formaciones en países de Europa como Italia, Irlanda, Suiza, Francia, Alemania e incluso en Rusia. También empezamos en el norte de África, y últimamente hemos dado el salto a América. Todo con el objetivo de ser una referencia en el sector Agroalimentario o cubrir, en el caso de algunos países o ciudades, una laguna por no tener escuelas de negocio locales.

¿Sabías que...?

• El Instituto Internacional San Telmo es la Escuela de Negocios que más casos escribe en español.

• Cuenta con más de 11.000 Antiguos Alumnos de los cuales el 70% se inscriben a la Agrupación de Miembros.

• Imparte actividades en 16 países de tres continentes (Europa, África y América)

• # 1 en el mundo en formación de Alta Dirección Alimentaria

• 56% de sus alumnos pertenecen al Top Management

• Más de 300 actividades de formación a medida en los últimos años.

En su opinión, ¿cómo ha cambiado el papel de los directivos en el mercado actual, en constante transformación?

Ahora se enfrentan a retos distintos, dependiendo de la empresa, y por lo tanto el rol de los directivos y las decisiones que tienen que tomar son muy diferentes. Se han incorporado muchas cuestiones, como hemos mencionado, y siguen siendo de actualidad otros como la necesidad de directivos con una buena formación, encontrar el mejor talento y mantenerlo dentro de la empresa -que ha cambiado porque lo que piden ahora los directivos jóvenes, los 'millenials', no es lo mismo que lo que pedían los directivos hace 20 años-. También ha sido de gran relevancia la incorporación de la mujer a estos puestos de alta dirección. Por lo tanto todo se va transformando y las empresas deben adaptarse a estas nuevas realidades. Y nosotros les ayudamos a ello.

Y después de casi 40 años de trayectoria, ¿a qué retos se enfrenta hoy el Instituto Internacional San Telmo?

Bueno, creo que ya somos una referencia en la alta dirección de las empresas del sur de España, pero tenemos que seguir haciéndolo muy bien para mantenerlo y seguir creciendo y consolidándonos tanto en el sector Agroalimentario como en los demás fuera de nuestro territorio. Y por destacar otro reto concreto, desde el Instituto Internacional de San Telmo creamos el pasado mes de abril el Consejo Asesor Internacional de Política de Empresa para ser el referente de la alta dirección de las grandes empresas a nivel mundial. Este Consejo Asesor lo preside el presidente de la primera empresa europea, que es Nestlé. También están las empresas más importantes de Andalucía, de España -tanto del Ibex 35 como familiares-, de Europa y de diferentes países del mundo. Y para nosotros es un honor anunciar que el primer seminario internacional que vamos a llevar a cabo con los presidentes las 100 empresas más importantes del planeta va a tener lugar en Málaga el próximo 22 de octubre.

Además otro hecho de rabiosa actualidad es que hace un par de días tuvimos la primera reunión del Consejo Asesor de la Cátedra Peñarroya de Turismo Costa del Sol, donde están las primeras empresas del sector, con el reto, igual que hicimos hace 35 años con el sector Agroalimentario, de convertir la Costa del Sol en uno destino de los destinos más importantes a nivel mundial y a esta Cátedra en referente en el sector.

Algunos de sus programas de perfeccionamiento directivo:

• Programa de Alta Dirección de Empresas, AD-1. Duración: Nueve meses desarrollados en nueve módulos de dos días de duración. Dirigido a: Empresarios, Presidentes, Consejeros-Delegados, Directores Generales, Gerentes de PYMES u otras instituciones, así como altos directivos de grandes empresas nacionales o de implantación multinacional, con amplia experiencia en puestos de Alta Dirección.

• Programa de Perfeccionamiento Directivo, PPD. Duración: Ocho meses (20 jornadas con frecuencia quincenal). Dirigido a: Directivos de unidades de negocio, funcionales, departamentales o territoriales, de empresas medianas y grandes. Empresarios Autónomos y profesionales liberales.

• Programa de Dirección de Empresas Alimentarias, DEA. Duración: Ocho meses (un día a la semana cada quince días). Dirigido a: Empresarios y altos directivos con amplia experiencia profesional y que ocupan puestos de máxima responsabilidad en empresas de pequeño-mediano tamaño pertenecientes a la Cadena Alimentaria.

• Programa para Alta Dirección de Empresas e Instituciones Líderes - ADEL. Duración: Cuatro meses desarrollados en cuatro módulos de dos días de duración. Dirigido a: Principales empresarios, políticos y altos directivos de España y Portugal.

• Programa de Alta Dirección de Empresas de la Cadena Alimentaria, ADECA. Duración: Cuatro meses desarrollados en cuatro módulos de dos días de duración. Dirigido a: Empresarios, altos directivos y miembros del Consejo de Administración con responsabilidad de definir o influenciar decisivamente la estrategia corporativa de empresas que participan en la Cadena Alimentaria.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos