¿Cuánto cuesta cargar un coche eléctrico?

Un conductor cargando su coche eléctrico en una electrolinera./SUR
Un conductor cargando su coche eléctrico en una electrolinera. / SUR

El precio y el tiempo medios oscila de forma notable entre hacerlo en casa y en la calle, dependiendo también del vehículo que tengamos

Jon Sedano
JON SEDANOMálaga

Los vehículos eléctricos son ya el presente. Coches o motos impulsados por este tipo de energía están haciéndose un hueco en las ciudades frente a los motores de gasolina o diesel. Algunos son híbridos, como el KIA Optoma o el Ford C-MAX, otros en cambio, son 100% eléctricos, como es el caso del Volkswagen e-Golf o el Smart Fortwo Electric Drive. Una de las ventajas de este tipo de vehículos, además de que se venden como respetuosos con el medio ambiente y silenciosos, es que su coste por kilómetro es inferior. Pero, ¿hasta qué punto? ¿Cuánto cuesta en realidad cargar un coche eléctrico?

Para poder dar una respuesta a estas preguntas hay que hacer una separación de conceptos: por un lado está la opción de carga en casa, y por otro, la de carga en una electrolinera (estación de carga eléctrica).

Para dar respuesta al primero, podemos tomar como referencia el informe sobre coches eléctricos que realizó Selectra, empresa dedicada a la comparación de tarifas eléctricas. En él, que se puede consultar en su página web, utilizan como modelo de ejemplo un Nissan Leaf de 2017, el coche eléctrico más vendido del mundo. Este vehículo tiene una batería de 30kWh y una autonomía de 200 kilómetros, por lo que su consumo se establece en 15kWh por cada 100 kilómetros.

Nissan Leaf 2017, el coche eléctrico más vendido.
Nissan Leaf 2017, el coche eléctrico más vendido. / Nissan

A partir de estos datos, Selectra establece el tiempo que nos supondría cargarlo en función del lugar en el que lo hagamos. Es decir, si cargamos el coche en nuestro garaje, estableciendo una potencia media de 3,2kW, tardaríamos 9 horas en tenerlo listo. Este formato se conoce como Carga lenta.

Si en lugar de hacerlo en casa, lo hacemos en un centro comercial, en un parking de pago o instalando en casa un cargador especial (Wallbox), donde la potencia oscila entre los 7,2kW y los 22kW, el tiempo medio sería de 2 horas aproximadamente (30kWh/15kW). A este tipo se le denomina Carga semirrápida.

Cargador especial para domicilio, conocido como Wallbox.
Cargador especial para domicilio, conocido como Wallbox. / Wallbox

Por último, está la Carga rápida, que se encuentra en las estaciones de servicio, también conocidas como electrolineras. En estos puestos, la potencia suele ir desde los 40kW hasta los 150kW. El tiempo en el que tendríamos el coche completamente cargado suele estar de media en 20 minutos.

A partir de aquí, siguiendo lo comentado al inicio, solo hay que hacer un simple cálculo para saber cuánto nos costaría cargar un coche eléctrico en casa o en la estación de servicio. Si tomamos como base el precio del kWh del momento del estudio, que estaba en 0,119803 euros, cargar nuestro vehículo costaría 4,6 euros (impuestos incluidos).

Es decir, con algo menos de cinco euros podríamos recorrer 200 kilómetros. Si por ejemplo, hacemos al día una media de 40 kilómetros para ir a trabajar, tendríamos que hacer al mes cuatro recargas aproximadamente, lo que tendría un coste de 18,4€ mensuales de electricidad.

Si por el contrario, en nuestro domicilio tenemos una tarifa con discriminación horaria, dependiendo de a qué hora carguemos el coche, la carga completa podría pasar desde los 2,32 euros (madrugada) hasta los 5,49 euros (hora punta).

El tiempo y precio medios para cargar un coche eléctrico oscila bastante,
El tiempo y precio medios para cargar un coche eléctrico oscila bastante, / SUR

Asimismo, si el usuario quiere cargar desde su propia casa el vehículo en cuatro horas (carga semirrápida), tendría que aumentar la potencia contratada del domicilio a los 6,9kW. Un aumento desde 4,6kW hasta 6,9kW tiene un gasto de gestión de 114,10 euros y un aumento mensual por el coste de potencia de 10 euros. Habría entonces que ver si nos interesa cargarlo en cuatro horas y pagar 10 euros más al mes solo por eso, además de la gestión inicial, o aprovechar las horas en las que dormimos para que se vaya cargando.

Por otro lado, está el coste de las electrolineras. Según recoge el mapa de la web Electromaps, en Málaga contamos con 101 puntos de recarga, con algunas variantes en sus conectores, cuyo precio varia bastante. Algunos puntos, como el de El Corte Inglés Costa Mijas permiten que carguemos nuestro vehículo sin coste. Otros, como la electrolinera situada en la Repsol de la avenida de Valle-Inclán cuesta a 0,43€/kW, mientras que la IBIL de Vélez-Málaga tiene un precio de 0,38€/kW. Hay otras opciones, donde el pago se fracciona por tiempo, como el parking de la estación María Zambrano, que tiene un coste de 9€/h.

Una electrolinera con varios puestos de recarga de Tesla.
Una electrolinera con varios puestos de recarga de Tesla. / SUR

Siguiendo con el ejemplo del Nissan Leaf, que tenía un motor de 30kWh, cargarlo en el puesto de Mijas nos saldría gratis, aunque tendríamos que esperar entre 1:20 horas y 2:40 horas. En Valle-Inclán pagaríamos 12,9 euros y esperaríamos 35 minutos, mientras que en Vélez serían 11,4 euros y 4 horas. Por último, en María Zambrano nos costaría 5,4 euros y estaríamos algo más de 30 minutos esperando a que cargara.

Esos precios y tiempos, como hemos comentado, son los necesarios para conseguir una carga completa, que con el vehículo del ejemplo nos permitiría hacer hasta 200 kilómetros. Si nos vamos a coches como el Tesla Model S, que tiene una batería de 100kWh, el precio y tiempo pasarían a triplicarse, aunque también aumentaría su autonomía, que está en torno a los 540 kilómetros.

Por último, a veces se dan casos como el de la familia Fuertes, que se ha hecho viral estos días en la red por denunciar que les querían cobrar 40.000 euros por cargar su coche. El hecho se dio en una estación de servicio de Ames, en La Coruña, donde los dependientes les cobraban 0,5€ por vatio, en lugar de kilovatio. Aunque en el vídeo no se indica, se entiende que tuvo que tratarse de un error en el cálculo y que el coste real se acercara más a los 40 euros que a los 40.000 euros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos