Controlan el incendio en Gran Canaria pero alertan del riesgo por ola de calor

Parte del municipio de Artenara tras el incencio forestal. /EFE
Parte del municipio de Artenara tras el incencio forestal. / EFE

El fuego tardará varios días en extinguirse y se mantiene el nivel de emergencia debido a las altas temperaturas

EFELas Palmas

El incendio forestal que comenzó el sábado en la cumbre de Gran Canaria ha quedado controlado, aunque mantiene el nivel de emergencia debido a la ola de calor prevista en el Archipiélago en los próximos días.

Los ciudadanos de los municipios afectados, Artenara, Tejeda y Gáldar, ya en sus casas tras los desalojos debidos al fuego, tratan de olvidar lo ocurrido. «Pasamos bastante miedo porque la gente veía cómo el fuego estaba a cien metros de sus casas», ha indicado el alcalde de Artenara, Jesús Díaz. «Cuando el fuego parecía que estaba controlado el sábado, de repente aparece entrando por el pueblo y tuvimos que desalojar a unas 450 personas», ha relatado.

Además, «el fuego volvió a entrar en el pueblo el domingo y fue necesario evacuarlos a todos, porque había mucho humo y mucho riesgo», ha dicho el alcalde. Artenara, con 1.100 habitante, ve cómo en verano su población se triplica, más aún estos días que se celebran las fiestas de la Virgen de la Cuevita, su patrona.

El consejero de Administraciones Públicas, Presidencia y Justicia, Julio Cruz, ha afirmado, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno celebrado este miércoles, que se tardará días en extinguir el fuego que finalmente ha afectado a una superficie de 1.164 hectáreas. Pérez ha dicho que los medios terrestres y los 14 medios aéreos empleados en las labores de extinción del fuego han utilizado 1.250.000 litros de agua en controlar y enfriar el fuego.

Marléne Nogueira, una de las pilotos de los helicópteros ligeros del Cabildo de Gran Canaria, ha afirmado que este incendio casi se daba por extinguido por el día, pero las noches lo complicaban debido al viento, que además de soplar fuerte lo hacía en varias direcciones.

El incendio se ha dado por controlado a las 12:30 horas por el estado actual del fuego, la previsión de su evolución y las condiciones meteorológicas actuales.

Ya no quedan zonas evacuadas

Durante la pasada madrugada, la situación en el incendio continuó siendo estable, sin reactivaciones en los puntos calientes y durante la mañana de este miércoles los helicópteros del Cabildo de Gran Canaria han hecho vuelos de reconocimiento de la zona afectada y varias descargas para continuar refrescando y humedeciendo el perímetro del fuego, que alcanzó los 23 kilómetros. También las carreteras cerradas por el fuego están ya operativas y abiertas al tráfico y no queda ninguna zona evacuada.

El Gobierno canario ha informado que, a partir de ahora, los trabajos de los medios terrestres continuarán centrados en las labores de vigilancia del perímetro, así como en tareas de remate y consolidación.

El consejero de Administraciones Públicas, Justicia y Seguridad ha destacado la «extraordinaria colaboración y coordinación» de todas las administraciones y efectivos intervinientes en este incendio.