De aparato reproductor femenino a «aparato reproductor gestante»

De aparato reproductor femenino a «aparato reproductor gestante»

La asociación de menores trans Chrysallis presenta materiales educativos «inclusivos» para el nuevo curso escolar

Iván Gelibter
IVÁN GELIBTER

Existen hombres con vagina y mujeres con pene. Esa realidad, que pese a que poco a poco se va entendiendo en la sociedad, aún no tiene la visibilidad suficiente en los libros de textos de los menores de este país. Así consideran las familias de menores transexuales que sucede en los planes de estudio; un extremo que pretenden ir modificando con un material que entre otras cosas diferencia hace distinción entre la identidad de género y el sexo asignado al nacer; dos conceptos básicos a la hora de entender las diferentes realidades de los menores trans.

La Asociación de Familias de Menores Transexuales, Chrysallis Andalucía, ha anunciado esta semana la difusión y puesta a disposición del personal docente de un material que lucha contra la exclusión e invisibilización de las personas transexuales en los actuales libros de texto y demás recursos educativos que se utilizan en los centros de enseñanza pública andaluces. Se trata de un material que, según explicaron, promueve el respeto y la protección del derecho a la diversidad afectivo-sexual y de género y que tiene como objetivo «la integración de este alumnado como realidad así como una escuela más inclusiva y diversa».

La autora del mencionado material, Patricia Murube, que incluye los textos tanto en inglés como en español, ha puesto a disposición de centros educativos y diputaciones el material, que han mostrado su interés por incluirlos en sus planes formativos. Estos recursos se han adecuado a contenidos para el alumnado de Infantil, Primaria y Secundaria.

En estos materiales se desmontan mitos y estereotipos y se «innova» en cuanto a la percepción del cuerpo humano

En palabras de Murube, existe una necesidad de conocimiento sobre la transexualidad y otras realidades de identidad que no se recogen hoy en día en los centros educativos, lo que a la postre supone un «problema». «Porque nuestros niños, nuestras niñas y nuestres niñes (en referencia a los menores de género no binario, de los que se promueve el uso del género neutro en el lenguaje) no aparecen ni se sienten identificados, son excluides y pueden ser señalades por el resto de compañeres».

«Este material supone una herramienta fundamental para desmontar mitos y estereotipos que no van acordes con la realidad de la diversidad e innovan en cuanto a la percepción del cuerpo humano», añade la autora. «Y es que se propone en ellos un modelo sobre la reproducción humana que hace referencia a una nomenclatura más inclusiva, con aparato reproductor gestante y aparato reproductor fecundante, en lugar de masculino y femenino, lo que excluye a mujeres y hombres trans. Del mismo modo, se apuesta por introducir por vez primera en estos materiales conceptos como persona cisexual, persona transexual o géneros no binarios, así como reconocer también las diferentes formas de amar y de expresar el género», explica.

El asesor legal Secretario de Chrysallis Andalucía, Javier Maldonado, sostiene que hay «mucha proclamación retórica» sobre el principio de igualdad que se encuentra en la legislación, «comenzando por la Constitución y tratados internacionales sobre derechos humanos, pero la realidad que se encuentra el alumnado trans dista mucho de poder decir que poseen los mismos derechos que el alumnado cisexual», afirma. «La realidad y práctica de los contenidos educativos es que las personas trans no existen, lo que es una discriminación indirecta y el germen de su exclusión social».

Conceptos nuevos

Estos materiales, que se centran en conceptos básicos, tendrían su extensión con otros debates que ya han llegado a la sociedad. Uno de estos radica en la consideración que una parte minoritaria del sector feminista tiene sobre las trans, a las que aleja de ser mujeres por una cuestión biológica. Otros de esto debates es el de la 'teoría queer', un conjunto de ideas que rechazan la validez de conceptos como el género y la sexualidad, y establece que este tipo de construcciones son ajenas a la naturaleza humana, y que son fruto de una construcción social.

 

Fotos

Vídeos