Vuelve el Vermut-O-Rama: paella y concierto vespertino en el centro de Málaga

Vuelve el Vermut-O-Rama: paella y concierto vespertino en el centro de Málaga

El 19 de enero resucita esta combinación de almuerzo en el Drunk-O-Rama y música en directo en la Spectra o en Velvet Club, con un aforo más limitado y una fiesta posterior

Regina Sotorrío
REGINA SOTORRÍO

Firmó el certificado de defunción en mayo de 2018. El cierre del Velvet de calle Comedias condenaba a muerte los Vermut-O-Rama, una exitosa fórmula de fiesta diurna que combinaba almuerzo en el Drunk-O-Rama y música en directo en la sala de conciertos. Se caía así a uno de los pilares de la 'movida alternativa' del centro de Málaga, cada vez con menos opciones para un público que va más allá de lo comercial. Pero era solo de momento. El sábado 19 de enero el Vermut-O-Rama resucita en un nuevo formato de aforo más limitado, pero con la misma filosofía: un plan de ocio que comienza a la hora del vermut por no más de 10 euros (5 euros en esta ocasión), paella incluida. Las entradas están ya a la venta en Drunk-O-Rama Café Bar.

Este concepto creado por Daniel Romero, propietario del Drunk-O-Rama Café Bar (calle Ramón Franquelo, 7), regresa a la agenda impulsado por la reapertura del nuevo Velvet Club en un local más pequeño de calle Convalecientes y con el apoyo de la sala Spectra (plaza San Francisco, 8). Detrás tiene una trayectoria que le avala: han sido cinco años con medio centenar de conciertos de grupos como Los Chicos y Mujeres -que no han fallado ni una sola temporada- y siempre con 'sold out'. Pero que nadie se confunda: «En este tiempo me lo he pasado muy bien, no me ha costado un duro, pero no he ganado nada. Si había bote era para seguir haciendo más conciertos», aclara Romero ante esa «mala costumbre» de pensar que si un bar está lleno, alguien se está «forrando».

Imagen del último Vermut-O-Rama en el que actuaron Los Chicos en la Sala Velvet. / JOSÉ GONZÁLEZ
Imagen del último Vermut-O-Rama en el que actuaron Los Chicos en la Sala Velvet. / JOSÉ GONZÁLEZ

Han sido ocho meses de ausencia «y la gente lo echa de menos». «No han dejado de escribirme para que volviéramos», apunta Daniel Romero. Y lo harán, pero ajustándose a las infraestructuras actuales, que reducen el aforo a casi la mitad. «Y al hacerlo, se venden menos entradas, reducimos presupuesto y tenemos que traer a bandas de menor caché, que no de peor calidad», apostilla.

Como siempre, la fiesta arranca a las 14.00 horas con una paella en el Drunk-O-Rama y con Susana & Stella como 'music selector'. A las 17.30 horas, comienza la música en directo, este sábado en la Spectra con Mississippi Howlin' Lover. La sala de la plaza de San Francisco será el escenario del Vermut-O-Rama en los casos de 'one man band'; pero cuando la actuación sea de un grupo, la siguiente parada del circuito será el Velvet. Y tras el concierto, se incorpora una novedad: la marcha continúa en la Spectra con los djs Podriera y Perepe hasta las 23.00 horas. Así «sales al mediodía y si quieres te vas a las siete a ver un partido de fútbol, a cenar con tu pareja o a recoger a los críos; y si no, puedes seguir de fiesta», explica. Las entradas, según el caso, oscilarán entre los 5 y 10 euros.

De momento, habrá un Vermut-O-Rama al mes. «Para no saturar y que gente lo coja con muchas ganas, y nosotros también», señala. Se trata de «volver a los principios», a esos pequeños conciertos repartidos por locales del centro que gestaron un circuito alternativo de la música en directo, ahora en horas bajas por la falta de espacios y las limitaciones en la concesión de licencias. Hay que «poner en valor lo que hemos perdido y lo que vamos a recuperar». Un nuevo comienzo.

 

Fotos

Vídeos