Rutas por Andalucía

Sanlúcar de Barrameda: A galope junto a Doñana

Esta competición se desarrolla íntegramente en la playa de Sanlúcar de Barrameda. /SUR
Esta competición se desarrolla íntegramente en la playa de Sanlúcar de Barrameda. / SUR

Tanto el segundo como el cuarto fin de semana de agosto se celebra en uno de los enclaves idílicos de la costa gaditana uno de los eventos estivales más importantes de Andalucía

JAVIER ALMELLONESMálaga

Emoción y un paisaje único aguardan cada mes de agosto en una de las competiciones deportivas más originales del país. Las tradicionales Carreras de Caballo de Sanlúcar de Barrameda hace años que se convirtieron también en uno de los grandes reclamos turísticos del verano en la costa gaditana. A un paso de Doñana, esta competición tiene lugar en la orilla de la playa de Sanlúcar, un escenario natural y atlántico que le da a este evento deportivo una gran dimensión turística. De hecho, cada año se acercan miles de personas hasta esta localidad mil para vibrar con esta carrera.

El telón de fondo de este evento, declarado como Fiesta de Interés Turístico Nacional, es inmejorable. El Parque de Doñana sirve para enmarcar una carrera espectacular para este acontecimiento deportivo. Las Carreras de Caballos de Sanlúcar, como es tradición, se celebrarán en dos ediciones diferenciadas, el segundo y el cuarto fin de semana de agosto. Así, el primer ciclo, se celebrará entre el 9 y el 11 de agosto, mientras que también habrá una segunda oportunidad para disfrutar de esta cita equina entre el 25 y el 27 de este mismo mes. La elección de estas fechas no es casual sino que responde a los días de bajamar al atardecer. De esta forma, la principal playa de esta localidad se convierte en un hipódromo natural, con una amplia orilla que da cabida tanto a la pista como a la tribuna donde miles de personas contemplan esta espectacular carrera a un paso de la desembocadura del Guadalquivir.

Qué ver en Sanlúcar

Castillo de Santiago
También conocida como la Cava del Castillo esta antigua fortaleza está en el barrio alto de Sanlúcar.
Covachas
Conjunto de arcos góticos que formaron parte de la primitiva fachada del Palacio de Medina Sidonia.
Museo de la Manzanilla
Espacio temático de la empresa Barbadillo sobre este célebre vino local
Iglesia de Nuestra Señora de la O.
Principal parroquia de la localidad, que se construyó en 1360, auspiciada por la primera condesa de Medinaceli.

Los horarios de las carreras no se conocen con total certeza hasta el mismo día de la celebración, ya que va en función tanto del número de caballos que correrán como del estado de la marea. Eso sí, lo más habitual que se a partir de las seis y media de la tarde.

De esta forma, tras la finalización de la prueba deportiva, los asistentes pueden contemplar la espectacular puesta de sol a del Atlántico. Una visita estival a esta localidad es una buena excusa para conocer al vigía incansable de la desembocadura del Guadalquivir. No en vano, la ciudad llegó a contar con un complejo sistema de fortificación, que estaba constituido por los castillos delEspíritu Santo (hoy desaparecido), el de San Salvador del puerto de Bonanza (cubierto en parte por las dunas) y el de Santiago, situado en la parte más alta de la ciudad. Éste no es sólo el más importante sino también el único que se puede conocer a través de una visita turística.

Sanlúcar es un destino idóneo para cualquier época del año, pero lo es más especialmente para el verano. De hecho, en la época estival esta localidad gaditana tiene también otros alicientes importantes, como sus famosas carreras de caballo en sus playas, que se celebran dos veces cada mes de agosto.

Aunque la cocina sanluqueña es muy rica y variada, en estos días de feria serán fundamentales algunos productos con una fama especial, como los langostinos y las tortillas de camarones, que maridarán perfectamente con las manzanillas de algunas de las ocho bodegas que hoy producen productos de gran calidad en este municipio gaditano. Aunque Sanlúcar se integra enológicamente en el marco de Jerez, tiene en la manzanilla un vino exclusivo de sus bodegas. Así se puede comprobar en cualquier época del año en sus establecimientos de restauración y en sus bodegas, que abren sus puertas a los visitantes para dar a conocer las excelencias de éste y otros vinos.