La escapada por Andalucía

Regreso al medievo

El castillo de Alanís de la Sierra es uno de los escenarios de esta cita temática./Ayto. Alanís
El castillo de Alanís de la Sierra es uno de los escenarios de esta cita temática. / Ayto. Alanís

El pueblo de Alanís, en la Sierra Norte de Sevilla, celebra este fin de semana una fiesta que recuerda el pasado a través de recreaciones históricas, un mercado o actuaciones musicales

Javier Almellones
JAVIER ALMELLONESMálaga

La Edad Medieval es una de las épocas más apasionantes de la historia en Andalucía. Mucho antes de que la televisión y la literatura la volvieran a revitalizar como género, en el pueblo de Alanís de la Sierra supieron sacarle partido con un evento que seduce a miles de visitantes en la recta final del verano .

Desde hoy hasta el domingo, en este pueblo andaluz que es limítrofe con tierras extremeñas se celebran las décimo sextas Jornadas Medievales de la Sierra Morena de Sevilla. Durante estos tres días este pueblo que conserva un importante legado de la época tanto en el casco urbano como en su entorno se convertirá en un escenario de regresión a este período, donde, precisamente, jugó como villa fronteriza un importante valor estratégico.

El programa de actividades, la implicación de sus vecinos y el marco físico en el que se desarrolla esta fiesta temática hace de esta cita una de las ineludibles para los apasionados del medievo.

Pequeños y mayores podrán disfrutar de las distintas propuestas que se ofrecen este fin de semana tanto en el entorno del castillo de Alanís como en el centro histórico.

Además de una escenografía de la época, con banderolas y antorchas repartidas por las calles o alrededor de la propia fortaleza, muchos vecinos del pueblo demostrarán su apego a estas jornadas llevando la indumentaria tradicional de la Edad Media.

Otro de los grandes alicientes de esta cita está en un gran mercado temático, en el que se podrán comprar o consumir distintos productos relacionados de una forma u otra con aquella apasionante época. A ello hay que unir una atmósfera muy especial, que se consigue con actividades como las recreaciones históricas o música en directo, programadas durante estos tres días.

Alanís de la Sierra es un pueblo con historia, como se puede ver en algunos de sus construcciones más emblemáticas, que fueron construidas entre los siglos XIV y XV, como son la ermita de San Juan, la iglesia de Nuestra Señora de las Nieves o las fuentes de Santa María y las Pilitas, entre otros enclaves de interés.

Eso sí, el principal atractivo del pueblo, que en su día sirvió para dar pie a estas Jornadas Medievales de la Sierra Morena de Sevilla es su fortaleza, de origen árabe, si bien fue reconstruida en el siglo XIV bajo el mandato de Castilla.

Además de su relativo buen estado de conservación, lo más atractivo de este castillo es su ubicación sobre un montículo que se erige como vigía del territorio. En concreto, se encuentra sobre un cerro situado frente al casco urbano de Alanís.

Pero más allá de su patrimonio, estas jornadas medievales deben servir también para conocer la riqueza ecológica de esta villa de la Sierra Morena de Sevilla.

La localidad, situada en el límite con la provincia de Badajoz, ofrece a los visitantes, sobre todo entre otoño y primavera, un paisaje singular que se puede conocer a través de las distintas rutas que hay habilitadas en la actualidad.

Entre los caminos que se pueden hacer por su territorio están tanto los senderos de Aguardienteros y del Cerro del Cura (ambos circulares) como una de la etapas del GR-48, que pasa al sur del territorio, allí dónde se encuentran las célebres Cascadas del Huéznar, un paraje natural que comparte con la también localidad sevillana de San Nicolás del Puerto.

Otro enclave muy recomendable para los amantes de la naturaleza es el mirador de La Loma del Aire, que se encuentra en el límite nororiental del Parque Natural Sierra Norte de Sevilla, es decir, entre la rivera de Onza y la cuenca del Huéznar.

Qué ver

Castillo. Esta fortaleza, que está muy bien conservada, data del siglo XIV y fue tomada en 1477 por los Reyes Católicos.

Fuente de Santa María. Construida en el siglo XVI, como confirma un escudo de Carlos I de España.

Iglesia de Nuestra Señora de las Nieves. Templo del siglo XIV, que fue restaurado durante el XVIII tras un terremoto.

Ermita de San Juan. Considerado como el edificio más antiguo de Alanís de la Sierra, está situado junto al propio castillo.