Año de bienes en Masella

Un esquiador se desliza por las pistas de la estación de la Cerdaña/
Un esquiador se desliza por las pistas de la estación de la Cerdaña

Con 70 kilómetros de extensión y unas condiciones prácticamente inmejorables asume el fin de semana el centro montañoso gerundense, que durante esta semana ha recibido más nevadas

JUANJO GONZALOmadrid

En la Cerdaña se congratulan cada semana que pasa por tener una estación esquiable tan maravillosa, donde es posible disfrutar durante unos largos meses de invierno y divertirse sobre un buen manto de nieve. Su crecimiento en los últimos años supone una de las mejores noticias para el deporte blanco catalán, tan rico como en muchas otras disciplinas, haciendo de Masella un centro de visita obligatoria temporada tras temporada.

Además de ser uno de los que alargan su curso lo máximo posible, la puesta en marcha del esquí nocturno la convierte en un destino único en los Pirineos. Así se desprende del gran aumento de visitantes vivido en Gerona, con esta actividad como punto clave para entender el crecimiento. De cara al último fin de semana de enero, la estación pirenaica acumula ya 13 pistas por las que deslizarse, y un total de 10 kilómetros iluminados.

Este sábado volverá a ser una ocasión ideal para aquellos que todavía no hayan descubierto el evento rey del Apres Ski de Masella. Ayudan, y mucho, los espesores que se han acumulado, gracias a las últimas nevadas caídas en las pistas. Las de mediados de esta semana han contribuido a este buen momento, en el que se alcanzan los 70 kilómetros de extensión y se continúa, desde hace prácticamente dos meses, con un cien por cien de desnivel abierto.

Las condiciones que se presentan antes de la llegada del fin de semana hacen prever dos jornadas muy positivas, con 170 centímetros de espesores en las zonas altas de la estación y algunas actividades en las que disfrutar tras una larga jornada sobre las pistas catalanas. En esta ocasión, y aunque parezca extraño, parece que el sol no acompañará a los usuarios que quieran pasarlo en grande disfrutando de sus deportes de invierno favoritos, pero sí se espera una mejora significativa a partir de este sábado.

Sea cual sea la meteorología, serán muchos los aficionados que acudan a Masella a vivir una jornada en la que las condiciones del dominio, a buen seguro, acompañarán de pleno.