La cara más solidaria de La Molina

Estación de montaña de La Molina, en una imagen de esta temporada/
Estación de montaña de La Molina, en una imagen de esta temporada

Como cada temporada, el centro catalán recaudará parte de sus ingresos del próximo fin de semana para la Maratón de TV3, dedicada este año al ictus y a las lesiones medulares y cerebrales traumáticas

J.G.madrid

Se ha convertido ya en una bonita tradición cuando las fechas de Navidad se acercan. Con las estaciones de esquí catalanas engalanadas, la solidaridad crece cada mes de diciembre gracias a la Maratón organizada por TV3, en la que muchos no dudan en colaborar. La de este año estará dedicada al ictus y a las lesiones medulares y cerebrales traumáticas, y como viene ocurriendo, son algunos los centros del Grupo FGC los que se suman a esta interesante iniciativa.

La cita será este fin de semana y La Molina vuelve a encabezar el cartel con algunas actividades realizadas durante la jornada del domingo. El dinero recaudado por la venta de forfaits infantiles será la mejor muestra de la estación situada en la Cerdaña, pues se donará de forma íntegra a la popular iniciativa. Pero no será lo único que ponga en marcha el próximo fin de semana.

Además de los forfaits, se ha organizado un ascenso solidario con esquís de montaña en el que puede participar todo el mundo. La fecha programada para esta actividad es la del sábado 17, y la recaudación también se destinará a la Maratón.

En unas jornadas tan especiales y con la Navidad a punto de dar comienzo, se espera mucho público infantil en las pistas de Vallter2000, que amenizará la mañana del sábado con la presencia de un monitor, que será quien ayude a los asistentes a hacerse su propio tió, y que también aconsejará a aquellos que duden a la hora de decorarlo. Será entre las 9 y las 13:30 horas.

No querrá ser menos la estación de Vall de Nuria un fin de semana más, pues ha programado una agenda completísima, que empieza con la excursión con raquetas del sábado. Será una experiencia única que permitirá descubrir el entorno y la magia del Valle, acompañados por guías experimentados y con la presencia de una preciosa estampa de luna llena en la alta montaña. Y para finalizar, como no podía ser de otra manera, se realizará una cena de despedida.

En el precio de la actividad, en la que habrá tiempo para descubrir sus más recónditos rincones, entra el material y el billete del Cremallera tanto la ida como la vuelta-. Para poder realizarla, será obligatorio acudir con ropa de abrigo, guantes y calzado adecuado. Solo podrán apuntar los mayores de siete años.