La gran fiesta de la nieve catalana

Vista del telecabina de la estación de La Molina/
Vista del telecabina de la estación de La Molina

Aunque poco a poco comienzan a clausurar el curso, las estaciones del Grupo FGC aún mantienen buenas cantidades de nieve en este comienzo de primavera

J.G.

Como en muchos otros puntos de España, las estaciones del Grupo FGC apuran sus últimos días de temporada. La nieve sigue siendo abundante en gran parte de sus pistas, aunque las condiciones cada vez son más propicias para los aficionados a los deportes de primavera. Actividades que están al día en los centros catalanes, que cuentan con un buen número de adeptos.

Vall de Nuria ha sido la primera en poner en marcha esta campaña tras cerrar un invierno con bastante nieve en sus instalaciones. El 28 de marzo fue la jornada elegida para clausurar sus puertas exceptuando el Parque Lúdico, que sigue abierto en este periodo del año-, aunque quedaba una última sorpresa para los amantes de la nieve. Este fin de semana pasado se vivieron las últimas horas antes de preparar todo para disfrutar de la primavera.

Preparando la primavera

Se trata de la primera en hacerlo, pues el resto aguantará hasta el día 10 de abril. Un domingo muy especial en el que se clausura la temporada con diferentes eventos. Espot y Port Ainé reabrirán el sábado y el domingo durante esta semana se mantiene cerrado- antes de su merecido descanso, mientras que Vallter 2000 abrirá de forma continua hasta esa jornada de domingo. Pero lo más destacado se encuentra en La Molina.

El centro catalán no dejará a nadie indiferente. Antes de preparar su primavera, con el Bike Park como producto estrella, ofrece a todos los usuarios 19 kilómetros esquiables y una fiesta para los clientes Premium.

Una carrera social exclusiva para todos aquellos que dispongan de un forfait de temporada Atotaneu 6.0 y Alp 2500 en la que habrá premios y regalos para todos y se podrá degustar una macro paella en la zona picnic Alp2500. Eso será a partir de las 14:00 horas, aunque antes se cerrará la temporada de la mejor forma posible con una carrera en paralelo. La Molina nunca para. Todavía queda mucha nieve que disfrutar en sus pistas.