Rivera, a la desesperada, propone a Rajoy «una salida pactada»

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera. / EFE

El líder de Ciudadanos ha cargado contra la deslealtad del PNV apoyando la moción de censura tras votar a favor de los Presupuestos

Eduardo Paneque
EDUARDO PANEQUE

Albert Rivera, empleó su tiempo en el debate para cargar contra todos los partidos de la Cámara. Por acción o por omisión. En este segundo grupo, un protagonista, Mariano Rajoy. El presidente del Gobienro fue el elegido por el líder de los Ciudadanos para implorarle que presente la dimisión «aunque sea tarde y mal». El motivo esgrimido por Rivera fue el de parar eluna moción de censura que presumiblemente acabará con Pedro Sánchez como presidente del Gobierno. «Les propongo una salida pactada en este momento y así evitaremos que Bildu, ERC y esos partidos tomen la voz del pueblo español», añadió. Un ofrecimiento que incorporaba letra pequeña, la convocatoria de una elecciones a corto plazo «para no tener que apoyarse en los que han intentado dar un golpe de Estado en Cataluña».

A este respecto, y ya en el turno de réplica, Pedro Sánchez le espetó un «larga vida al señor Rajoy, señor Rivera» y aventuró que Ciudadanos tendrá complicado ocupar el espacio político del Partido Popular.

Pero toda la dureza del discurso de Albert Rivera fue dirigida hacia los partidos independentistas. A ellos les dedicó un «aprovechen estos meses de 'gobierno Frankestein' para violar derechos y libertades porque de aquí a muy poco tiempo los españoles van a decir 'basta, aquí también se cumple la Constitución'».

Tampoco se anduvo con medias tintas al referirse a los nacionalistas vascos. El líder de Ciudadanos cargó contra el PNV al que acusó de deslealtad con el Gobierno tras haberse sumado a la mayoría que dió luz verde a los Presupuestos Generales del Estado. Unas palabras que incluían una crítica velada al Gobierno de Rajoy por «haberse equivocado de adversario». Un argumento que el líder socialista, Pedro Sánchez, aprovechó para contraatacar ironizando «ustedo tiene palabra».

Aunque no fue hasta el final de la segunda intervención cuando Rivera dejó claro su voto (no) a la moción de censura, lanzó varias preguntas al aire, o al aspirante socialista, por el camino: «¿Se puede gobernar con 22 partídos políticos, se puede gobernar España con 84 diputados, se puede gobernar España con los partido que quieren liquidar España?

Y además

 

Fotos

Vídeos