Posada llama a usar «todos los instrumentos» de la Constitución contra los rupturistas

El presidente del Congreso, Jesús Posada (i), durante su intervención en el Congreso./
El presidente del Congreso, Jesús Posada (i), durante su intervención en el Congreso.

"Una nación solo progresa si está unida", aseguró el presidente del Congreso en el acto por el 37 aniversario de la Carta Magna, que reúne por primera vez a Rajoy, Sánchez, Rivera e Iglesias

ALFONSO TORICESMadrid

El presidente del Congreso ha dedicado su último discurso de la legislatura del Día de la Constitución a lanzar un duro mensaje contra el independentismo catalán y su intento de ruptura de España, contra los que "se empeñan en arrojar por la borda el patrimonio" de una nación y una Carta Magna que "ha brindado al país el período de libertad y estabilidad más prolongado".

más información

Jesús Posada, después de defender con recientes citas de Felipe VI la vigencia y la bondad de la unidad de España, ha llamado a enfrentar y frenar el desafío secesionista con la Constitución y el Estado de Derecho y a "utilizar todos los instrumentos que nos otorga para ello" la Carta Magna si fuese necesario.

Sus palabras parecieron indicar que si los secesionistas llegasen a poner en grave peligro la unidad del Estado sería partidario de echar mano de la medida extrema del artículo 155 de la Constitución, el que permite al Estado sustituir en determinadas funciones a los poderes autonómicos ante una situación de insumisión.

Posada ha defendido que "la nación solo progresa si está unida" y que "queremos seguir unidos, porque España sin Cataluña no sería España", pero ha vuelto a advertir de que si los secesionistas se lanzan a un intento unilateral de ruptura hay que enfrentarlo "solo con el derecho, pero con todo el derecho".

El presidente del Congreso ha indicado que la Constitución se puede reformar, e incluso introducir en ella cambios sustanciales, pero "solo por los procedimientos que ella misma establece" y no por acciones que violan la ley. Ha señalado que el próximo Parlamento que salga de las elecciones del 20 de diciembre "será más plural que el actual", por la incorporación de fuerzas como Ciudadanos y Podemos, pero ha mostrado su deseo de que "se traduzca en más diálogo y en la búsqueda constante de acuerdos por el mayor consenso posible". Con estas palabras pareció querer aludir al posible proceso de reforma de la Constitución, que para ser adecuado debería tratar de replicar al menos el grado de consenso transversal de 1978.

Posada, por último, también ha mostrado su "más profunda condena a las acciones terroristas" de los radicales islámicos en Europa y otros puntos del mundo y ha animado a todos los partidos que aún no lo han hecho, como Podemos e IU, a sumarse al pacto de estado contra el yihadismo firmado en España, pues ha recordado que "unidad y firmeza" son "la única forma posible de responder al terror" con éxito como ya lo demostró el caso de ETA.

Campaña electoral

Los actos conmemorativos del 37 aniversario de la Constitución en el Congreso se han convertido este año en una de las onomásticas más atípicas porque se celebran en plena campaña de las elecciones generales, hecho que amenaza con eclipsar los habituales debates sobre la conveniencia de reforma de la Carta Magna en los corrillos políticos que se desarrollan en la cámara tras los discursos oficiales.

La recepción que se celebrará tras el discurso institucional de Posada congregará en el Salón de Pasos Perdidos del Congreso al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, a buena parte de sus ministros y a los más responsables de las altas instituciones del Estado, al jefe de la oposición, Pedro Sánchez, al portavoz de UpyD, Andrés Herzog, y a los dos líderes de los partidos emergentes, Ciudadanos y Podemos, que acudirán por primera vez a un aniversario de la Carta Magna.

Albert Rivera no había acudido nunca porque hasta este verano su formación no tenía representación en el Parlamento -ahora está en el Senado- y Pablo Iglesias porque el año pasado declinó asistir pese a que se le invitó tras lograr su escaño como eurodiputado. El candidato de IU-Unidad Popular, Alberto Garzón, como suele habitual en esta formación en los últimos años, reclazó asistir al acto institucional, pero acudió al Congreso durante unos minutos para denunciar que dentro mientras se celebra la vigencia de la Carta Magna los poderes políticos que lo hacen se dedican a vulnerarla cada día, especialmente en lo referente a los derechos sociales.

A los actos, como es habitual, no han acudido ni el lehendakari vasco ni el presidente de la Generalitat ni ninguno de los representantes de los partidos nacionalistas de la cámara, Convergència, Unió, PNV, Amaiur, Esquerra, BNG y Geroa Bai. De hecho, solo han asistido seis de los diecisiete presidentes autonómicos, los de Andalucía, Madrid, Galicia, Canarias, Extremadura y Murcia.

Izado de la bandera nacional

Previamente, Jesús Posada y el presidente del Senado, Pío García Escudero, han presidido el acto solemne de izado de la bandera nacional en los Jardines del Descubrimiento de la Plaza de Colón de Madrid. También han asistido el jefe del Estado Mayor de la Defensa, almirante general Fernando García Sánchez, y la cúpula militar formada por los jefes del Estado Mayor de la Defensa, del Ejército del tierra, del de Aire y de la Armada, además de una amplia representación de las Fuerzas Armadas y de la Guardia Civil, así como diputados y senadores de distintos partidos que se han desplazado después al Congreso para asistir a los actos conmemorativos de la Carta Magna.

El acto se ha iniciado con los honores de ordenanza a los presidentes del Congreso y del Senado, quienes a continuación han pasado revista a la formación, acompañados por el jefe del Estado Mayor de la Defensa. Seguidamente, se ha izado la bandera y ha tenido lugar un desfile de la unidad de honores, compuesta por cuatro secciones de las Fuerzas Armadas y la Guardia Civil con Mando y Escuadra de la Agrupación del Cuartel general del Ejército del Aire y la Unidad de Música del Ejército de Tierra, con un total de casi 200 efectivos. Así han desfilado las secciones, de 27 miembros cada una, pertenecientes al regimiento Inmemorial del Rey número 1 del Ejército de Tierra, a la sección de marinería del Cuartel General de la Armada, a la Escuadrilla de Honores del Grupo de Seguridad del Ejército del Aire y al Grupo de Reserva y Seguridad número 1 de la Guardia Civil.